Culmina con "éxito" la prueba de carga de la pasarela sobre la SE-30

  • La infraestructura encara su fase final y se estima que pueda entrar en servicio a principios de 2018.

Un momento de las pruebas sobre la pasarela Un momento de las pruebas sobre la pasarela

Un momento de las pruebas sobre la pasarela / Consejería de Fomento

La Consejería de Fomento y Vivienda ha culminado "con éxito" la prueba de carga de la pasarela ciclopeatonal sobre la SE-30 con el fin de comprobar la adecuada ejecución de las obras garantizando con ello su funcionalidad.

El delegado territorial de Fomento y Vivienda, Jesús María Sánchez, ha informado en una nota de prensa que esta operación es una de las últimas pruebas "imprescindibles para la próxima puesta en servicio de esta infraestructura fundamental para la comunicación no motorizada entre el Aljarafe y la capital y que entra así en su recta final".

Estos controles, que según ha informado la Junta, se han realizado de forma satisfactoria, comenzaron, en primer lugar, en las rampas de acceso desde San Juan de Aznalfarache y de Tablada y, posteriormente, en el vano central, para lo que ha sido necesario el corte del tráfico en esta carretera de circunvalación desde las 23:00 hasta las 06:00 de la mañana de este viernes. A partir de las 16:00 horas comenzaron las pruebas en la rampa de acceso a San Juan, labor que se ha prolongado aproximadamente durante tres horas. A continuación, las cargas se han dirigido a la rampa localizada en Sevilla, en la zona de Tabla, si bien ninguno de estos trabajos han afectado al tráfico. A partir de las 23:00 horas han comenzado los análisis de sujeción del vano central de la pasarela, por lo que ha sido necesario desviar el tráfico entre los enlaces de Los Remedios y del Puerto Oeste.

Asimismo, Jesús María Sánchez ha afirmado que "una vez finalizada la prueba, se ha comprobado que el resultado ha sido satisfactorio conforme a los valores establecidos sobre el estado del hormigón, como por ejemplo las fisuras producidas en el transcurso de los trabajos, o los signos de agotamiento de la estructura". Por tanto, a partir de ahora las obras de esta pasarela afrontan su fase final y Sanchéz ha apuntado que se prevé que se pueda poner en servicio a principios de 2018.

El delegado de Fomento y Vivienda en Sevilla ha señalado también que la pasarela ciclopeatonal sobre la SE-30 cuenta con inversión de 1,22 millones y constituye una de las infraestructuras "más destacadas de la red construida por la Junta de Andalucía en el área metropolitana en el marco del Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB), con una alta rentabilidad social, ya que dará continuidad hacia el Aljarafe".

El pasado 11 de agosto la Consejería de Fomento y Vivienda inició los trabajos para la instalación de la pasarela, estructura de 240 metros de longitud fabricada en un taller de la localidad sevillana de Utrera y apoyada en la infraestructura ya construida parcialmente durante el año 2014.

La Junta ha indicado que esta pasarela permitirá enlazar el trazado existente del carril bici del puente metálico de San Juan de Aznalfarache con la red ciclista de Sevilla. "Se trata de una infraestructura muy demandada por los colectivos ciclistas y por la ciudadanía de los municipios del Aljarafe que se desplazan a Sevilla a través de medios no motorizados y será una solución segura para atravesar los ramales de la autovía SE-30 que evitará el riesgo de atropellos", ha precisado. La plataforma consta de cuatro pilas y dos estribos, así como de un puente metálico compuesto por tres tramos independientes que han sido transportados a la zona de obra dividida en ocho dovelas para ser allí ensambladas y elevadas a su posición definitiva, trabajos que se realizaron el pasado 19 de agosto.

El 26 de agosto se procedió al hormigonado del vano central, en cuyos extremos conectan ambas rampas de acceso de hormigón armado de un 8 por ciento máximo de pendiente para facilitar la accesibilidad a ciclistas y personas con movilidad reducida. Estas estructuras tienen un trazado en curva para salvar la complejidad que supone encajar la infraestructura en el espacio disponible, adecuándose así a los requisitos de alzado (5,5 metros sobre la SE-30) acordados con el Ministerio de Fomento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios