Cultura obliga al PSOE a reconstruir los muros derribados en su sede

  • La Comisión de Patrimonio dictamina que debe reedificar todos los elementos demolidos y el PP insiste en que la clave está en las seis plantas proyectadas

El PSOE tendrá que reconstruir lo derribado mientras el PP denuncia que la importancia está en las seis plantas proyectadas. La Comisión de Patrimonio ha ordenado a los promotores de la obra del número 9 de la calle Luis Montoto, sede provincial del partido del puño y la rosa, la reproducción mimética de los muros de la primera crujía dentro del polémico proyecto de reforma que se ejecuta en el inmueble. El dictamen del organismo dependiente de la Delegación Provincial de Cultura, que tutela la conservación del conjunto histórico declarado de la ciudad, establece que "deberán reconstruirse al nivel de la planta primera y con los espesores originales el muro paralelo a la fachada y el muro que define la alineación interior. Además, las aperturas de huecos de paso en los muros que configuran las alineaciones y la crujía protegidas deberán ser compatibles con el reconocimiento de las trazas de dichos muros".

Las demoliciones más polémicas están en la primera planta. La finca tiene asignado el tercer nivel de protección urbanística, representado con la letra C, equivalente al título de protección parcial en grado primero, una protección que, al menos sobre el papel, limita las posibles reformas que se pueden practicar en el inmueble en cuestión. El delegado provincial de Cultura, Bernardo Bueno (PSOE), precisó que también se habían registrado derribos en la planta baja, pero aseguró que se trataba de demoliciones de escasa importancia. "Lo que se ha demolido debe volver al estado interior tal como estaba, con el mismo espesor, porque aquí el espesor es clave, con la misma configuración".

Cultura ha abierto expediente disciplinario , aunque el delegado prefirió denominarlo "informativo". No quiso valorar las posibilidades de que el expediente concluya con una sanción a los promotores de la obra por el derribo de elementos protegidos: "No me atrevo a decir si habrá o no sanción. Se abrirá un proceso y se nombrará a un juez instructor. Se trata de una labor diaria, muy común, para quienes trabajamos en esta delegación".

A lo más que llegó Bueno en la comparecencia de ayer fue a precisar que, "a lo mejor", el expediente concluye que los muros estaban en situación de ruina técnica y, por lo tanto, la demolición estaba justificada. "Ya se verá". Preguntado por la polémica descatalogación de la finca, el delegado provincial de Cultura insistió en que las competencias son del Ayuntamiento: "Las Administraciones nos fiamos normalmente las unas de las otras de nuestro trabajo, tenemos una relación de mutua confianza. No analizamos casos particulares, sino planes urbanísticos en global".

En cuanto a la suspensión cautelar de 15 artículos del PGOU por un recurso contencioso administrativo de la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa), que preside Joaquín Egea, contra la vigencia del planeamiento urbano sobre sectores que carecen de plan especial de protección, Bueno consideró que "ahora mismo" dicha suspensión cautelar "no afecta" al desarrollo de la obra, por lo que los trabajos de la sede provincial del PSOE podrían reanudarse si lo autorizara Urbanismo.

El líder del PP, Juan Ignacio Zoido, se refirió ayer a la decisión: "Sobre lo que realmente se tiene que pronunciar es sobre las seis plantas que tienen pensado construir. Ahí es donde está la clave de la cuestión. La Junta debe actuar sobre la ilegalidad que se ha cometido con el proyecto". En virtud de la legislación vigente, la Junta no tiene que pronunciarse sobre tal solicitud pues el inmueble se sitúa en una zona regulada por un Plan Especial del Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios