Deporte y asma no serán rivales en los institutos

  • El grupo Gesa presentó ayer un proyecto para ayudar a los profesores a afrontar las crisis respiratorias de sus alumnos

El grupo de Educación y Salud en Asma (Gesa) escogió la jornada de ayer, en la que se conmemoró el día mundial de esta enfermedad, para presentar su último proyecto: Asma, deporte y Salud, en las instalaciones de la Universidad Pablo de Olavide.

La preocupación por el alto volumen de adolescentes y niños aquejados de esta enfermedad -de media, dos o más alumnos de cada clase de 30 chicos la sufren- motivó que los integrantes del Gesa iniciasen la segunda fase de su proyecto de investigación, enfocada a hacer que los profesores de Educación Física impartan a sus estudiantes de ESO, y al resto de docentes, conocimientos sobre esta dolencia "para hacer de los centros de estudio un entorno más seguro y disminuir el número de alumnos exentos de practicar deporte", dijo el doctor Manuel Praena, coordinador de Gesa.

Este curso presenta dos líneas a seguir: una teórica, más instrumental, y otra práctica, en la que se les mostrará a quienes lo reciban cómo reconocer los síntomas del asma, qué medidas de primeros auxilios hay que adoptar ante una crisis y de qué modo ayudar a controlar esta enfermedad a quienes la sufren. Además, surtirá al centro de estudios en el que se imparta de material didáctico, entre el que se encuentra un manual, una guía para facilitar la explicación de la materia a los alumnos y un kit de apoyo para el profesorado que incluye una cámara de inhalación, medicamentos broncodilatadores y cañitas con las que los estudiantes que no padecen asma podrán experimentar qué se siente al sufrirla.

En la realización de este estudio han colaborado el I.E.S. Laureatum de Espartinas y el Centro de Formación del Profesorado (CFP) de Sevilla, dependiente de la Consejería de Educación. Olga Sánchez, profesora en el I.E.S. espartaco, ya ha enseñado a sus alumnos, como experiencia piloto, los contenidos de Asma, Deporte y Salud, que "han sido muy bien acogidos por su sencillez y dinamismo". Para Esperanza Marchal, asesora de formación del CFP, la clave del proyecto está en que "desempeñará una labor de concienciación y demostrará que el asma no es una discapacidad, proporcionando los elementos necesarios para mejorar la calidad de vida de los alumnos asmáticos".

En el próximo curso esta experiencia se aplicará en 26 centros sevillanos, probablemente, como parte de la asignatura de Educación Física que sigan en ese momento los estudiantes de segundo y tercero de ESO. Los responsables del proyecto pretenden ampliar su ámbito de actuación hasta imprimirle un carácter regional. Para ello, el CFP divulgará los contenidos de Asma, Deporte y Salud en cursos que se ofrecerán a profesores de otras provincias.

La financiación de este estudio corre a cargo del Ministerio de Sanidad y Consumo y el Instituto Carlos III que ha aportado, para su desarrollo, 30.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios