Episodios sevillanos del siglo XX

1912: Derribo de los Caños de Carmona

  • ENTREGAS PUBLICADAS 4, 11, 18 y 25 de mayo; 1 y 8 de junio de 2008.Un informe académico de la Administración central aprobó que el Ayuntamiento sevillano derribara el acueducto de los Caños de Carmona porque, a su juicio, era "obra vulgar, sin rasgos artísticos ni valores"

COMO afirmamos en estas páginas (VerDiario de Sevilla, 22 de agosto de 2007), nuestro corresponsal Jerónimo Luna nos ha facilitado un documento esclarecedor de la falta de sensibilidad histórica y cultural que provocó en 1912 la destrucción de los Caños de Carmona, una obra emblemática de la Sevilla almohade, construido en 1172 por el califa Abu Yacub Yusuf (califato, 1168-1184).

Fechado en Madrid el 23 de Mayo de 1911, y con las firmas de Fidel Fita, José Ramón Mélida y del Marqués de Cerralbo, conocemos el informe de la comisión académica que aprobó el derribo de unos restos arqueológicos únicos, procedentes de la época almohade, y con 740 años de antigüedad, pese a la defensa que de los restos hizo José Gestoso Pérez.

En el citado informe académico, pueden leerse párrafos como los que reproducimos: "El propósito mantenido por el Ayuntamiento de Sevilla de realizar obras de urbanización y ensanche para las cuales, dado el plan de las mismas, se considera obstáculo el Acueducto, cuya demolición se intenta; y ante el conflicto seguido, por virtud de las reclamaciones que en nombre de los intereses históricos y arqueológicos hizo la Academia, propone la citada Comisión de monumentos como medio de transacción entre esos intereses y los que se alegan como del vecindario de Sevilla, que sea permitida la demolición del Acueducto, pues que a su juicio, es obra vulgar, sin rasgos artísticos, desprovisto de interés arqueológico, y solamente sea conservado, como recuerdo del sistema de conducción de aguas a que responde el monumento, un trozo del mismo, "del número de metros que de común acuerdo sea determinado" por aquel Ayuntamiento y por la Comisión.

El Acueducto hispalense, según declara el señor Gestoso en su informe, consta hoy aparte de la obra subterránea y magnífica de su alumbramiento de una construcción que se desarrolla en una longitud de 1.636 metros, en una serie de 401 arcos de medio punto, sobre pilares cuadrados, siendo sus fundamentos de hormigón y lo demás de ladrillo toscamente enlucido, y mostrando en parte donde la desigualdad del terreno lo pide arquería de setenta y un huecos".

Las imágenes recuperan perspectivas poco conocidas de los Caños de Carmona en los años finales del siglo XIX y primer lustro del XX, procedente de álbumes fotográficos turísticos y de Sevilla Artística e Industrial, firmado por el fotoperiodista Juan Barrera Gómez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios