Detenido por abusar sexualmente de una trabajadora social en Torneo

  • La víctima aseguró a la Policía que llevaba varios días sufriendo tocamientos.

Comentarios 6

La Policía Nacional detuvo ayer a un hombre por abusar sexualmente de una trabajadora social. Los hechos ocurrieron en la avenida Concejal Alberto Jiménez Becerril, prolongación de la avenida de Torneo, sobre el mediodía de ayer. A esa hora, la víctima de estos presuntos abusos llamó al 091 alertando de que llevaba varios días sufriendo una serie de tocamientos por parte de una persona a la que estaba atendiendo y que unos instantes antes este hombre había llegado más lejos e incluso había intentado violarla.

La Policía Nacional estableció un dispositivo de búsqueda del presunto autor de los hechos, que fue detenido después. A la hora de cierre de esta edición, el arrestado se encontraba aún en las dependencias de la Jefatura Superior de Policía, en la avenida de Blas Infante, a la espera de ser puesto a disposición judicial en las próximas horas. La Policía todavía está investigando este asunto y trata de obtener más pruebas contra el presunto agresor y comprobar si en los días anteriores se habían producido los abusos denunciados por esta trabajadora social.

Un portavoz de la Policía Nacional confirmó ayer a este periódico la detención del presunto autor de los hechos y explicó que la investigación continúa abierta puesto que los hechos todavía no han sido aclarados y los investigadores siguen haciendo las gestiones pertinentes para esclarecer lo ocurrido. Tampoco han trascendido ni la edad ni la identidad de la víctima y si la relación que ésta mantenía con su agresor era simplemente de trabajo.

El delito de abuso sexual que se le imputa a este hombre está castigado en el Código Penal español con penas de entre uno y tres meses de prisión y multas de 18 a 24 meses. Este delito es distinto al de agresión sexual, un cargo más grave con el que se castiga a aquellos casos en los que el autor haya tenido un acceso carnal no consentido con la víctima.

En principio la Policía le ha imputado el cargo de abuso y no de agresión, si bien será el juez al que corresponda el caso quien decida, una vez que estudie todas las pruebas, qué delito se le impone. También tendrá que decidir si envía a prisión preventiva al detenido o, en cambio, lo deja en libertad.

La última violación conocida en Sevilla fue la que denunció haber sufrido una joven que participaba en la macrobotellona de inicio del curso universitario celebrada el pasado 6 de octubre en el Charco de la Pava. La víctima fue una estudiante de 19 años que fue abordada por un joven que en principio se prestó a ayudarle a buscar su teléfono móvil, que había perdido entre la maleza cuando fue a hacer sus necesidades.

Cuando las amigas se alejaron unos metros, el joven agredió sexualmente a la víctima, según denunciaron a la Policía tanto ella como una de sus acompañantes, que la descubrió tras haber sufrido esta agresión. Dos meses después de aquellos hechos, todavía no ha sido detenida ninguna persona relacionada con esta agresión sexual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios