Detenido por fabricar en su casa y vender productos contra la obesidad

  • El acusado también elaboraba fármacos contra la disfunción eréctil y los vendía a través de internet

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 32 años que había creado en su domicilio un laboratorio artesanal donde fabricaba productos farmacológicos contra la obesidad y la disfunción eréctil y los vendía en España y Portugal.

El hombre -cuyas iniciales son J.A.L.C.- trabajaba sin las mínimas condiciones de salubridad. Almacenaba importantes cantidades de sustancias farmacológicas prohibidas y excipientes, así como útiles y maquinaria para la elaboración de los medicamentos.

Las investigaciones se iniciaron en abril, tras tener conocimiento la Guardia Civil de que las autoridades aduaneras del aeropuerto de Lieja (Bélgica) habían intervenido 1.086 gramos de Sibutramina, procedentes de un envío del continente asiático, en tránsito en dicho país y con destino a España.

La aprehensión puso al descubierto la importación ilegal de sustancias prohibidas encubiertas bajo una falsa declaración. El destinatario de los envíos resultó ser el mismo que el remitente. Éste había enviado más de 800 paquetes en los tres últimos años a destinos de España y Portugal.

También se pudo determinar la adquisición a empresas españolas de elementos (botes, etiquetas, cartonajes) y sustancias químicas como taurina, cafeína, lactosa, feniletilamina, benzocaína, acido bórico, lidocaína y acetona, vinculadas a la elaboración de algún tipo de preparado, lo que hacía patente la probable elaboración de algún producto con consideración legal de medicamento. Todos tenían como destino la misma vivienda, y de ella salían envíos a través de paquetería urgente.

Además, los investigadores detectaron en varias páginas web, especialmente en foros, publicidad de diferentes productos, con distintas denominaciones, destinados al tratamiento de la obesidad y de la disfunción eréctil, relacionados con la misma persona.

Cuando los investigadores entraron en la vivienda encontraron un laboratorio artesanal clandestino con maquinaria y útiles donde se confeccionaban y envasaban los falsos medicamentos. Una de las máquinas utilizadas había sido construida por el detenido a través de tutoriales de internet.

Se intervinieron, además, varios kilogramos de sustancias prohibidas (sibutramina, taladafil y sildenafil), excipientes, cápsulas, comprimidos, botes, etiquetas, pegatinas, documentación, tanto en soporte papel como informático, y otros productos, pendientes aún del resultado de su análisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios