Dimiten siete cargos del PP del Distrito Norte por "falta de democracia interna"

  • Los dimisionarios manifiestan que "la democracia interna brilla por su ausencia" y que "cualquier manifestación de discrepancia ante los responsables se interpreta como un acto de rebelión contra el poder establecido".

Comentarios 17

Siete cargos del PP del Distrito Norte de Sevilla han presentado su dimisión y se han dado de baja del partido por "falta de democracia interna" dentro de esta formación, a raíz de los "impedimentos" de la dirección para que el concejal Joaquín Peña presentara una candidatura a la presidencia del PP de Sevilla.

Entre estos siete cargos están Arturo Alonso Wert, presidente del Distrito, Isidro Gordillo Fuentes, secretario de Relaciones Institucionales; Javier Romo Berlana, secretario de Juventud y Deportes; y Francisco Javier Gutiérrez Yules, secretario de Acción Electoral de Pino Montano (Barriada de Las Estrellas)

También han presentado su dimisión Alberto Claverol Mangas, secretario de Acción Electoral de San Diego; Joaquín Melero Martín, militante del Distrito; y Juan María Barragán Gierts, asesor jurídico y simpatizante -afiliado sin pago de cuota- del Distrito Macarena de la ciudad.

El detonante de esta decisión fue la celebración, el pasado día 27 de noviembre, de la reunión del Comité Ejecutivo del Partido Popular del Distrito Norte, en el que se rechazó una propuesta del presidente del Distrito que se pedía la dimisión del nuevo vicesecretario general del PP de Sevilla, Beltrán Pérez.

Esta petición de dimisión tenía como origen, según ha explicado a Efe Alonso Wert, las "presiones" sufridas en el PP del Distrito Norte por parte de los miembros del "aparato" provincial del partido para que apoyaran la candidatura de José Luis Sanz y no dieran su apoyo al concejal Joaquín Peña, quien al final no llegó a presentar una candidatura alternativa en el Congreso.

Los dimisionarios han hecho público un comunicado en el que han puesto de manifiesto que "la democracia interna brilla por su ausencia" en el PP de Sevilla, y que "cualquier manifestación de discrepancia ante las directrices emanadas de los responsables del aparato directivo provincial, es interpretada como un acto de rebelión contra el poder establecido".

Esta situación, según explican los firmantes, genera de manera inmediata "la consideración de enemigo para aquel que se atreve a discrepar, olvidando por tanto, que se trata de un compañero que ha venido trabajando altruista y honradamente por el progreso de la organización".

"El esfuerzo, el trabajo, la constancia, la preparación y la disposición personal a vencer, todo tipo de dificultades, sobre todo en el Distrito Macarena y el Distrito Norte, feudos históricos de la izquierda sevillana, no han sido valorados", han añadido los firmantes del comunicado.

Los siete cargos dimitidos afirman que ellos han trabajado "por y para" el PP, mientras que "los que han provocado la dimisión y baja en la afiliación de éstos, viven del Partido Popular", de forma que "los primeros tienen ideales y los segundos, al parecer, sólo intereses", añade la nota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios