Directiva de Mercasevilla dice que no vio nada "oscuro, turbio o fraudulento" en la adjudicación

  • La que fuera directora del Área Económica y de Contabilidad de la empresa, que se niega a declarar, asegura en un escrito que fue Mellet quien le conminó a formar la mesa de contratación a sabiendas de su desconocimiento.

Comentarios 1

La que fuera directora del Área Económica y de Contabilidad de Mercasevilla, Pilar Giraldo, ha asegurado en un escrito que todos los miembros que participaron en la mesa de contratación para la adjudicación del derecho de opción de compra sobre los suelos del merca -adjudicados finalmente al grupo Sando a pesar de la superior oferta de Noga- aceptaron "sin solicitar aclaración ni puntualización alguna" las conclusiones realizadas al respecto por la técnico de Urbanismo María Victoria Bustamante y el economista José Antonio Ripollés, añadiendo que los miembros de esta mesa no vieron nada "oscuro, turbio o fraudulento" en el procedimiento de adjudicación. 

Pilar Giraldo había sido citada hoy viernes a declarar en calidad de imputada por la juez de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya Rodríguez, pero finalmente decidió acogerse a su derecho constitucional a no declarar, ratificando las declaraciones incluidas en el escrito que elevó al referido Juzgado el pasado día 22, aclarando no obstante que Bustamante "no fue la que valoró el área económica, pues esto lo hizo Ripollés, por lo que valoró fue el área social, poniendo después en común sus valoraciones". 

Giraldo deja claro que sus funciones dentro de Mercasevilla se limitaban "única y exclusivamente" al área contable, por lo que "nunca ha participado, por ausencia absoluta de conocimientos, en ningún aspecto relacionado con el área jurídica y de contratación", añadiendo que "nunca intervino" en nada relacionado con Larena 98, mientras que desconoce "absolutamente" cualquier extremo relacionado con las relaciones de Sando o cualquiera de sus filiales con el merca. 

Al hilo de ello, dice que, por no ser de su competencia, "ni intervino ni se le pidió opinión, ni tan siquiera conoció" los aspectos relacionados con la elaboración del pliego de condiciones para la adjudicación de los terrenos, ya que el primer conocimiento que tuvo de ello fue cuando, unos días antes de la constitución de la mesa de contratación, el que fuera director general del merca, Fernando Mellet, le dijo que "tenía" que formar parte de esta mesa, a lo que respondió que ella "nunca había formado parte de una mesa de contratación, que no tenía conocimientos sobre contratación pública ni sobre derecho administrativo, y que poco podría aportar". 

Conoce el pliego un día antes de la mesa de contratación

Sin embargo, añade Giraldo en su escrito, Mellet le respondió que "no tenía que tener conocimientos de clase alguno, dado que la mesa sería asistida por dos técnicos que serían los que harían las tareas valorativas de las ofertas, por lo que lo único que necesitaba es que estuviera presente sin más en su calidad de representante del Área Contable", y agrega que el primer conocimiento que tuvo del pliego fue un día antes de la constitución de la referida mesa, cuando "por responsabilidad personal" pidió una copia del mismo, pero tras leerlo "no comprendió la mayoría de los aspectos técnicos incluidos, aunque no apreció ninguna cláusula que le hiciera sospechar algo parecido a un concurso amañado o predeterminado". 

De igual modo, indica que la única empresa que asistió el día de la apertura de plicas fue Noga, añadiendo que, tras la apertura de plicas, el vicesecretario del consejo de administración y de la comisión ejecutiva, Jorge Piñero, "hizo un breve resumen de los aspectos principales de las ofertas", pasándole los sobres a los técnicos --Bustamente y Ripollés--, los cuales dieron una primera valoración y posteriormente se trasladaron a una habitación aparte "a deliberar y estudiar las ofertas". 

En esta línea, Giraldo afirma que asistió a Bustamante "en simples tareas administrativas", no recordando que mientras trabajaba en este aspecto "entrara nadie en la habitación a intentar presionar o predeterminar el análisis de la técnico en sentido alguno", así como que "no intervino en la valoración ni analizó ningún documento, ni hizo sugerencias a Bustamante, que fue la única que realizó la valoración de la parte que le correspondía por sí misma". 

Asimismo, pone de manifiesto que, cuando terminaron, Bustamante y Ripollés pusieron en común ante la mesa las conclusiones de sus valoraciones, y todos los miembros de la misma "se limitaron a aceptarlas sin más, sin solicitar aclaración ni puntualización alguna, por lo que nadie puso en duda el trabajo de los mismos y todos dieron por bueno el resultado sin que nadie sospechara nada oscuro, turbio o fraudulento" en el procedimiento de adjudicación. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios