El alcalde pide a los dueños de La Campana una propuesta que permita los veladores

  • El PP y C's reclaman protección para los comercios tradicionales.

Javier Millán atiende a los medios en la puerta de la confitería. Javier Millán atiende a los medios en la puerta de la confitería.

Javier Millán atiende a los medios en la puerta de la confitería.

Comentarios 4

La agenda de dos de los cuatro partidos de la oposición coincidió en el comienzo de la semana en la Plaza de la Campana. Partido Popular y Ciudadanos reclamaron que se protejan los comercios tradicionales de la ciudad. Mucho tuvo que ver la pancarta de gran tamaño que cuelga desde hace unos días en la fachada de la confitería. Pide apoyo a los sevillanos después de que a mitad de abril una treintena de agentes de la Policía Local y Nacional acudieran para retirar las mesas y sillas con la intención de dar cumplimiento a la reordenación de esta zona turística de Sevilla. La respuesta del alcalde fue rápida. Sigue a la espera de que los propietarios del negocio presenten una propuesta que permita que el histórico establecimiento cuente con veladores de forma excepcional.

"La eliminación total de la terraza de veladores por la Gerencia de Urbanismo sin causa justificada, ha sentenciado el futuro de este establecimiento fundado en 1885, que para muchos sevillanos forma parte del patrimonio cultural de su ciudad. Una injusticia que mandará al paro a los 40 trabajadores de su plantilla. ¡Te necesitamos!". Bajo la pancarta, Javier Milán reclamó a Juan Espadas que "se ponga las pilas" y materialice el acuerdo plenario adoptado el pasado 23 de mayo para modificar la ordenanza de veladores y tener en consideración a los establecimientos de "reconocido carácter tradicional". El portavoz municipal tachó de "caprichosa" la decisión de dejar la Plaza de la Campana sin veladores, algo que ha dejado "tocada la viabilidad económica" de la confitería. Desde la formación naranja se aboga por la "ordenación" de los veladores frente al "despiporre" permitido durante el mandato de Juan Ignacio Zoido, pero apuesta por aplicar "el sentido común, no se debe matar moscas a cañonazos".

En el interior de la confitería rubricaron su firma Beltrán Pérez y Rafael Belmonte. El primero solicitó también el cumplimiento del acuerdo plenario "para dar cobijo y proteger a los comercios históricos como La Campana". El líder de los populares entiende que la supresión de todas las mesas y sillas de la plaza "pueden provocar la ruina del comercio tradicional" y la proliferación de "negocios que desnaturalicen la esencia y la imagen de Sevilla". Además, instó al alcalde a que "reconsidere la decisión de eliminar los veladores, que llevará a la ruina y al cierre a este comercio tradicional".

Al rato hubo respuesta de Espadas. "Introducir tratos diferentes y excepcionales no es sencillo, sino algo complejo en el aspecto jurídico". Al hilo recordó que los propietarios de La Campana "iban a aportar una propuesta para resolver cómo incorporar un régimen diferenciado" en la ordenanza de veladores, pero a día de hoy "no ha presentado ninguna". Tras defender que los técnicos municipales traban para lograr que en la nueva ordenanza existan discriminaciones entre locales, reclamó a los dos partidos que "ejerzan una labor más seria, en lugar de apuntarse a todo lo que se ve en Twitter".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios