los invisibles

"La Feria sólo la he pisado una vez en mi vida, la culpa la tienen los caballos"

  • Félix Calle. Con despacho en Puertollano y Sevilla, una editorial de Estados Unidos le va a publicar un estudio sobre una bodega que hace un vino respetuoso con el medio ambiente

Félix Calle Delgado, en su despacho próximo al puente de Triana. Félix Calle Delgado, en su despacho próximo al puente de Triana.

Félix Calle Delgado, en su despacho próximo al puente de Triana. / juan carlos vázquez

Le tiene alergia a los caballos y le hace la declaración de la renta a los caballeros. Félix Calle (Solana del Pino, Ciudad Real, 1956) sólo monta un caballo, el AVE que lo trae de Puertollano a Sevilla.

-¿Dónde crece?

-En Mina Diógenes, pedanía de Solana del Pino. Mi padre era el carpintero de la mina, que era de plomo argentífero y data de los romanos y cartagineses.

-¿Qué le queda de minero?

-Cada vez que había un accidente, como en las minas de Asturias o León, todas las mujeres del pueblo, incluida mi madre, iban corriendo al pozo a ver quién se había quedado abajo. Y detrás de las mujeres los niños.

-Puertollano le debió parecer Nueva York...

-Era la época dorada del Calvo Sotelo, del que mi tío me hizo socio. Ahí surge mi amistad con Portilla, suplente de Gaínza en el Athletic, que fichó por el Betis y se fue al Calvo Sotelo. En una comarca agrícola y ganadera, era el Faro Industrial de la Mancha. Lo que no saben los catalanes es que toda la gasolina que tenían, hasta que Repsol abrió en Tarragona, venía de Puertollano.

-Perito mercantil, economista, asesor fiscal...

-Estoy con la tesis doctoral. Me la están dirigiendo dos profesoras, Inmaculada Carrasco y Ángela González. Una de ellas es de la Manchuela y me sugirió que la hiciera sobre el modelo sostenible de las bodegas Fontana, de un pueblo de Cuenca que se llama Fuente de Pedro Naharro. Me van a publicar un capítulo en un libro de la editorial norteamericana Springer. Tienen 300.000 títulos en todo el mundo. Libros de investigación.

-¿No le da vértigo entrar en el territorio de su paisana María Dueñas, con nueva novela?

-Tenía cientos de bodegas en la cabeza y elegí ésta por cómo respetan el medio ambiente con su ecoinnovación. No quitan ni las hierbas para no tener que usar insecticidas. No utilizan nada contra los conejos, que se comen las viñas. Por satélite saben si la tierra necesita agua.

-¿El vino de La Mancha no puede con el bipartidismo Rioja/Ribera del Duero?

-Desde hace quince años los mejores vinos que se producen en España son de La Mancha, pero no se saben vender. Ahí nos llevan ventaja italianos y franceses. Un vino español vale en la viña 1,2 euros. El italiano, cuatro euros. El francés, seis. Nos llevan mucha ventaja en la denominación de origen. El primero fueron los de Jerez. Y el primero ecológico, el Yuntero.

-25 años con despacho en Sevilla. ¿Va a la Feria?

-La he pisado una vez. La culpa la tienen los caballos. Soy alérgico a los caballos. La limpian por la noche, pero se queda en el ambiente. He sido muy aficionado a los toros. En los Tres Reyes aprendía más con los picadores y banderilleros que en El Cairo con los apoderados.

-¿El AVE cambió su vida?

-El AVE es el Metro de Puertollano, con tres estaciones: Córdoba, Los Pedroches y Sevilla.

-¿Por qué no se fue a Madrid?

-Mi pueblo es el último de la provincia de Ciudad Real antes de Jaén. La anterior alcaldesa, como Cospedal no resolvía las deudas, amenazó con integrarlo en Jaén. Estamos en las estribaciones de Sierra Morena.

-¿Qué ministro de Hacienda le ha marcado?

-Cuando ejercen de ministros, después se me olvidan. Al levantarme, mi primer pensamiento es para el señor Montoro.

-¿Los autónomos siguen en la encrucijada?

-Ha cambiado la legislación, pero no lo suficiente. Los autónomos y las pequeñas empresas mantienen la economía.

-¿Qué aficiones practica?

-Deporte, bricojale, música, lectura. Puedo estar sin todas, menos sin leer. En España leemos poco. Muchas cosas se acabarían viajando o leyendo.

-¿Qué está leyendo?

-La Trilogía de Cicerón y al cubano Padura, pero me lo paso mucho mejor con las aventuras de Plinio de García Pavón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios