La Fiscalía solicita 15 años para el acusado de matar a su tía de 42 puñaladas

  • El Ministerio Público pide también dos años de cárcel para la hermana de la víctima por no avisar de la intención del presunto asesino

Comentarios 1

La Fiscalía de Sevilla ha solicitado 15 años de cárcel para el hombre acusado de matar de 42 puñaladas a su tía el día 7 de mayo de 2015 en la barriada de San Diego porque la culpaba de la muerte de su perro. En el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público pide para el acusado, J. G. O., 15 años de prisión y el pago de una indemnización de 200.000 euros a la madre, la pareja, el hijo y tres hermanos de la víctima en concepto de daño moral por el fallecimiento de su familiar.

La Fiscalía pide también dos años de cárcel por un delito de omisión del deber de impedir delitos o promover su persecución para una hermana de la víctima a quien el acusado confesó días antes su "clara" intención de acabar con la vida de su tía y que, pese a ello, no lo denunció.

El Ministerio Público relata que el 7 de mayo de 2015 el acusado acudió con la víctima al veterinario con motivo de la enfermedad de un perro de su propiedad. Allí no se pudo hacer nada por el animal, que acabó fallecido, de manera que el imputado, "que culpaba a su tía de la muerte del perro, decidió castigar a la misma, por lo que se propuso atentar contra su vida". Sobre las 12:00 de ese día el acusado se dirigió al taller de cerámica que regentaba su tía en San Diego "con la intención de acabar con su vida", para lo que portaba oculta una navaja de unos diez centímetros de hoja, según relata el escrito consultado.

Al llegar al taller, el acusado llamó a la puerta y, en el momento de abrir su tía, "de forma sorpresiva y sin dar lugar a reacción alguna" por su parte, le propinó "numerosas" puñaladas por diferentes partes del cuerpo "durante al menos un minuto". El detenido llegó a impactarle hasta en 42 ocasiones, lo que provocó "numerosas" heridas en cabeza, cuello, región dorsal, tórax, abdomen y extremidades superiores, heridas que afectaron a órganos vitales como el corazón.

La Fiscalía también acusa a M. B. G. S., que era hermana de la víctima, "con la que las relaciones no eran buenas", y que estuvo días antes de los hechos con el acusado, quien "le manifestó de forma inequívoca su clara intención de acabar con la vida de su tía. La imputada no avisó de tal circunstancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios