Funcionarios y opositores funden sus protestas

  • Los manifestantes exigen la paralización de la reordenación del sector público y la congelación de la oferta de plazas docentes

Comentarios 4

Funcionarios de la Administración andaluza y opositores, en su mayoría interinos, se manifesaron ayer en el centro de Sevilla para exigir a la Junta que paralice la reordenación del sector público, en el primer caso, y contra la convocatoria de oposiciones de Secundaria este año, en el segundo. Los dos colectivos se manifestaron a la misma hora y realizaron un recorrido similar, uniendo a miles de personas por el centro de Sevilla.

Los funcionarios, que se movilizaron por primera vez en noviembre de 2010, fueron convocados por distintas asociaciones y sindicatos de empleados públicos de Andalucía para exigir a la Junta que acate las sentencias que la instan a paralizar la integración de personal subrogado en agencias públicas, como previó la Ley de Reordenación del Sector Público Andaluz.

Una pancarta con el lema "Ciudadano, defendemos tus derechos" abrió la manifestación, a la que acudieron más de 2.000 personas y en la que se corearon consignas en defensa de una Administración "profesional y no clientelar" que atienda a todos los ciudadanos "por igual".

Los docentes fueron algunos menos, alrededor de 700 procedentes de las ocho provincias andaluzas, según los organizadores. Opositores e interinos exigieron a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía que congele la convocatoria de oposiciones de este año y posponga la oferta de 2.389 plazas docentes de Secundaria, Formación Profesional y Enseñanzas Artísticas y de Idiomas a 2013, al entender que no se dan las condiciones adecuadas para el desarrollo de la convocatoria de empleo público.

La convocatoria partió de un grupo de unos 1.200 profesores interinos que recalcó que están "a favor de que haya oferta de empleo público, pero no a cualquier precio". Según explicaron, en noviembre de 2011 se hizo público un nuevo temario que fue posteriormente modificado en diciembre y que ahora el nuevo Ministerio ha derogado: "Tanto cambio en tan poco tiempo es intolerable y hace imposible que los opositores concurran al proceso selectivo bien preparados, por lo que el factor suerte jugará un papel importantísimo".

Además, los manifestantes recordaron ayer que, al ser Andalucía una de las pocas comunidades autónomas que convoque oposiciones, "el efecto llamada será brutal". Y por ello abogan por congelar la convocatoria y que las plazas se reserven para 2013, fecha en la que otras comunidades pretenden convocar oposiciones.

Por otra parte, el conocido como Decreto 302 estuvo ayer detrás de la protesta. Los manifestantes advirtieron que esta norma "ya ha expulsado de las bolsas a miles de docentes andaluces" y que ahora su aplicación "expulsará" a miles de profesores, sin ni siquiera darles la oportunidad de ir bien preparados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios