tribuna de opinión

Gana Sevilla, ganamos todos

El alcalde Juan Espadas, en el Pleno. El alcalde Juan Espadas, en el Pleno.

El alcalde Juan Espadas, en el Pleno. / B. Vargas

Comentarios 5

Cuando accedí a la Alcaldía de Sevilla en junio de 2015, desde el mismo discurso de investidura, mostré con rotundidad mi compromiso en ser el alcalde de todos los sevillanos y sevillanas, y no sólo de aquellos que me hubieran votado o que hubieran respaldado mi investidura. Desde el primer momento, este principio ha marcado todas y cada una de mis decisiones.

Hoy, todos los representantes municipales tenemos motivos para estar satisfechos, incluso aquellos que hayan decidido votar en contra respirarán aliviados. Sevilla cuenta, por fin, con un presupuesto para el año 2018. Un presupuesto social, que refuerza los servicios públicos y que garantiza un volumen de gasto en programas sociales, en los colegios, los barrios, la igualdad, la movilidad, el patrimonio, la vivienda, la cultura o el deporte.

Un presupuesto que permite a Sevilla disponer de 965,9 millones de euros en inversiones centradas en los distintos barrios de la ciudad, la vivienda, los colegios, el deporte o la conservación de nuestro patrimonio. Permite a la ciudad, además, incrementar todos nuestros programas sociales con más ayudas directas, proyectos específicos en materia de accesibilidad o líneas de fomento del empleo y apoyo a los pequeños comercios y a los autónomos. Y, sobre todo, permite a Sevilla continuar con grandes proyectos de ciudad para los que 2018 es un año clave como la ampliación del Metrocentro, la rehabilitación de las barriadas de Los Pajaritos o Parque Alcosa; la mejora de la movilidad para Sevilla Este, el impulso de las políticas de bicicleta, la puesta en uso de Artillería o la Factoría Cultural o la apertura de la Casa Fabiola como sede de la Colección Bellver.

En los últimos meses hemos visto cómo descendían las cifras de desempleo, cómo se impulsaban nuevas inversiones privadas en equipamientos, empresa o vivienda y cómo se desbloqueaban proyectos estratégicos para la ciudad como el Metro, Gavidia, Altadis, Puerto Triana, el desarrollo de los suelos de Cruz del Campo, Hacienda del Rosario o Palmas Altas. El presupuesto de 2018, al igual que las ordenanzas fiscales, son herramientas indispensables para que la ciudad siga avanzando en esta línea, y sigamos por tanto dejando atrás la crisis económica y remontar la parálisis que ha sufrido la ciudad durante varios años.

Sevilla tiene para este 2018 un presupuesto de izquierdas. De una izquierda centrada que sabe llegar a acuerdos y que quiere gobernar para resolver los problemas de la ciudad. Y, por eso, en estos, nuestros terceros presupuestos municipales como gobierno, hemos vuelto a trabajar desde la humildad, el respeto, la seriedad y el diálogo. Y hemos alcanzado el proyecto de presupuesto más plural, con un mayor consenso, y con más respaldo en el Pleno municipal de los aprobados en la ciudad en la historia reciente.

Nuestro gobierno y el grupo político de Ciudadanos hemos demostrado por tercera vez consecutiva que somos capaces de llegar a acuerdos y de poner por delante de los intereses partidistas todo el interés general alcanzando un proyecto de presupuesto de consenso al que además hemos incorporado el 80% de las enmiendas y propuestas presentadas por Participa Sevilla y el 50% de las enmiendas del grupo de IU. Y a esto se suma que PSOE y PP hemos sabido alcanzar un acuerdo político con el único objetivo de que Sevilla tenga un presupuesto en vigor para que se mantengan y aceleren las mejoras y los avances que se han venido produciendo durante estos casi dos años y medio de mandato.

Los acuerdos siempre son posibles cuando se antepone el interés general al interés particular. Y siempre que haya diálogo. Así, en un mandato con un Pleno con cinco fuerzas políticas distintas y un gobierno en solitario del PSOE, los representantes de la Corporación municipal hemos conseguido por tercer año que la ciudad cuente con unas ordenanzas fiscales y con un presupuesto resultado de los acuerdos, del diálogo y del consenso que garantice la inversión y el gasto social. Ése entiendo que es el objetivo fundamental que tenemos como gobierno y que me he marcado como alcalde desde la investidura.

Por eso, hoy debemos estar todos satisfechos. La aprobación en el Pleno de este proyecto de presupuestos de 965,9 millones de euros, no es una victoria del gobierno, ni es un triunfo del alcalde. Hoy, con este presupuesto aprobado, gana Sevilla. Ganamos todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios