La Guardia Civil interviene más piezas dentro de la operación Dionisos

  • Los agentes retiran una escultura del dios griego de un comercio de la ciudad

La Guardia Civil ha intervenido, con autorización judicial, diversas piezas arqueológicas que ya habían sido precintadas en el marco de la operación Dionisos, que el verano pasado permitió la detención de tres personas vinculadas a una tienda de antigüedades sevillana y de un marchante húngaro.

Un portavoz de la Guardia Civil aseguró ayer que estas piezas eran las que quedaban por requisar de las halladas al grupo, al que el Instituto Armado acusa de contrabando internacional de piezas arqueológicas. Ahora, los agentes acaban de retirar de la tienda de antigüedades que regentan tres de los detenidos -abuelo, padre e hijo-una escultura del dios Dionisos de mármol, un atleta de este mismo material y una cabeza colosal de la diosa Palas Atenea, así como cuatro mosaicos de un metro por un metro aproximadamente, según la misma fuente.

Del domicilio de los detenidos se han retirado un mosaico de 1,10 metros cuadrados y dos laterales de sarcófago de plomo. Estas piezas van a ser trasladadas al Museo Arqueológico Nacional de Madrid, donde ya se encuentran parte de las 50 piezas griegas y romanas que fueron intervenidas el pasado verano.

Entonces, el Instituto Armado detuvo a estas cuatro personas, practicó cuatro registros y requisó medio centenar de obras de arte cuyo origen no pudieron precisar los acusados y que la Guardia Civil sospecha que provienen del comercio ilícito. Los tres detenidos sevillanos, dedicados al comercio de piezas arqueológicas, son propietarios de tres tiendas en la ciudad que están consideradas de "las más prestigiosas del país". El cuarto arrestado, que al igual que los demás se encuentra en libertad con cargos, es un marchante de arte de origen húngaro que opera con contactos a escala mundial. La Benemérita le acusa de proporcionar a los sevillanos la documentación y facturas falsas para "blanquear" las piezas, poder exportarlas y, posteriormente, venderlas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios