Deportes

El IMD licita la gestión de los centros Sevilla 3.000, San Jerónimo Rugby, Las Almenas y Valdezorras

El consejo de gobierno del Instituto Municipal de Deportes (IMD) de Sevilla, merced a los recientes pliegos para los concursos relativos a la gestión de las instalaciones deportivas básicas municipales, otrora canalizadas mediante la figura de las juntas rectoras, ha aprobado licitar las concesiones relativas a las instalaciones Sevilla 3.000, San Jerónimo Rugby, Las Almenas y Valdezorras, "con ayudas a la explotación para las adjudicatarias en función de su situación".

Hasta comienzos del anterior mandato, recordémoslo, más de 40 instalaciones deportivas básicas pertenecientes al IMD estaban gestionadas a través de la figura de las juntas rectoras, que integraban a los clubes o entidades deportivas del ámbito de influencia de tales instalaciones municipales. Pero en 2007, un informe de la Secretaría del Ayuntamiento exponía que "en un gran número de supuestos, no se han constituido las juntas rectoras" dado que "no existían en su ámbito territorial suficientes entidades deportivas usuarias para la constitución de estos órganos colegiados".

El informe señalaba el "agotamiento" de este modelo y, a la hora de abordar la gestión indirecta y "ordinaria" de estas instalaciones, zanjaba que la misma debería estar sujeta a contratos de "gestión de servicios públicos". Dado el caso, durante el mandato del PP, el IMD licitó concesiones administrativas para la gestión y explotación de un total de 34 instalaciones deportivas básicas municipales hasta entonces en manos de juntas rectoras, aspecto envuelto en una cruda controversia con no pocas acusaciones de "privatización".

Ya en el vigente mandato, el pleno acordó no prorrogar ninguna de las concesiones administrativas que pesan sobre las instalaciones deportivas básicas municipales, rescatar aquellas que incurran en "incumplimientos flagrantes" y emprender un proceso de participación con los clubes y entidades deportivas, para acordar un nuevo modelo de "gestión compartida" para estos espacios.

En ese contexto, el consejo de gobierno del IMD aprobaba recientemente el nuevo modelo de pliegos para la concesión de la gestión de las instalaciones deportivas, si bien el PP detectaba una continuidad de su modelo e IU-CA avisaba de que estos nuevos pliegos mantienen, "en su esencia, la estructura de los que elaboró el Gobierno de Zoido en el mandato anterior", de modo que la mayoría de estos centros "permanecerán en manos de empresas privadas y de entidades sin experiencia deportiva ni vínculos ni arraigo con el deporte de base de los barrios".

Ya este jueves, el consejo de gobierno del IMD, merced a los pliegos aprobados este mandato, ha aprobado licitar las concesiones relativas a la gestión de las instalaciones Sevilla 3.000, San Jerónimo Rugby, Las Almenas y Valdezorras. "En todos los casos", según el Ayuntamiento, "con ayudas a la explotación para las adjudicatarias en función de su situación".

"La oferta económica tendrá el mínimo peso posible en el proceso de las licitaciones, de forma que la adjudicación esté principalmente condicionada por el plan de gestión deportiva que presenten las entidades que concurran a los procesos", defiende el IMD, según el cual "dada la situación y las condiciones de estas instalaciones, el IMD realizará ayudas a la explotación para garantizar la viabilidad y un servicio adecuado a los vecinos, con cantidades que oscilan entre los 2.900 y los 25.000 euros al año".

Estas licitaciones incluyen una adaptación al modelo de cláusulas sociales, de forma que se obliga a los adjudicatarios de las instalaciones a no minorar unilateralmente las condiciones de trabajo del personal contratado, así como a no incrementar la tasa de temporalidad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios