Inaugurado el monumento a la duquesa de Alba en la iglesia de Los Gitanos

  • El templo ha acogido también la celebración de una misa en el tercer aniversario del fallecimiento.

Los tres hijos de la duquesa, con el viudo, Alfonso Díez, y uno de los nietos de doña Cayetana, ante el monumento. Los tres hijos de la duquesa, con el viudo, Alfonso Díez, y uno de los nietos de doña Cayetana, ante el monumento.

Los tres hijos de la duquesa, con el viudo, Alfonso Díez, y uno de los nietos de doña Cayetana, ante el monumento. / EFE

En el tercer aniversario de su muerte, la ciudad de Sevilla y la hermandad de los Gitanos "han devuelto a la duquesa de Alba algo de lo que ella dio a Sevilla", en palabras del hermano mayor de la cofradía, Pepe Moreno, al inaugurar un monumento funerario en el templo donde reposan parte de sus cenizas.

El túmulo funerario, obra del imaginero José Antonio Navarro Arteaga con mármol de carrera pulido por la empresa almeriense Cuéllar, ha sido financiado con aportaciones de particulares -a través de una cuestación popular promovida por la hermandad- y donaciones de empresas.

El actual duque de Alba, Carlos Martínez de Irujo, y sus hermanos Cayetano y Fernando, además del viudo de la duquesa, Alfonso Díez, han asistido a una misa previa oficiada por el confesor de la duquesa, Ingacio Sánchez-Dalp, y a la bendición del monumento.

Cayetano Martínez de Irujo ha expresado el "enorme agradecimiento" de la familia ante "el cariño que le tiene la gente" a la duquesa y la emoción de "ver hecho realidad lo que ella pedía, que era poco, tener algo que represente lo que ella sentía por Sevilla por esta hermandad en cuyo templo quería estar enterrada".

El autor del monumento, tallado en una sola pieza de mármol de cuatro toneladas que una vez pulido se quedó en dos, ha explicado a los periodistas que el conjunto "está basado en el barroco sevillano con connotaciones renacentistas" y su objetivo ha sido reflejar "el sentir de la duquesa de Alba por Sevilla, por el arte y por esta devoción" de la hermandad de Los Gitanos.

Para ello, ha reflejado a seis ángeles -en alusión a sus seis hijos- y en el centro se leen unos versos dedicados a la duquesa por su amiga Isabel León, marquesa de Méritos y presidenta de la Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría. "Nunca te irás de Sevilla/ porque ella te reclama/ siempre llevaste su nombre/ que con amor pronunciabas/ esculpida entre rosas/ como una flor sevillana./ El Señor de la Salud/ quiso con Él te encontraras/ para llevarte al Cielo/ junto a Angustias coronada,/ porque de Dueñas saliste/ y en el templo te quedabas,/ como la noche y el día/ que ni el viento los separan,/ quedan unidos dos nombres/ para la historia de España,/ uno se llama Sevilla/ y el otro es Cayetana", reza el texto. "Dicen en Sevilla que Cayetana consiguió que la Giralda la echara de menos", ha dicho el sacerdote en su homilía, que ha concluido apelando a su feligresa y amiga: "Hoy de nuevo te pones el mundo por montera nos ofreces un brindis desde el cielo no para pedir una oreja sino como pañuelo para enjugar nuestras lágrimas tres años después".

Tras la misa, se ha rezado una salve y se ha bendecido el monumento funerario. Al acto han asistido amigos de Cayetana de Alba como la marquesa de Saltillo, Carmen Tello y Curro Romero, los diseñadores Victorio y Luccino o el relaciones públicas Carlos Telmo, además de empresarios de las firmas que han donado dinero para el monumento como Porcelonosa, Caixabank, Caja Rural del Sur, Morera y Vallejo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios