Inseguridad y radiación, protagonistas de la nueva Planta Solar de Tussam

  • La instalación en casco urbano más grande de España supondrá una inversión de 14,8 millones· El comité de empresa denuncia "inseguridad laboral y efectos secundarios" por radiaciones.

Comentarios 9

La presentación de las obras de la planta fotovoltaica de Tussam en Sevilla se ha visto empañada por las quejas del presidente en funciones del comité de empresa, Isidro Fernández, por la "inseguridad laboral y los posibles efectos secundarios de las radiaciones electromagnéticas".

Esta planta, en la que se invertirán 14,8 millones de euros, tendrá 1.800 Kw de potencia, el equivalente al gasto energético de unas 900 viviendas, y según sus promotores será la de mayor tamaño construida en el interior del casco urbano de una ciudad española.

Tras la visita a las obras, que terminarán en septiembre, Fernández ha explicado a los periodistas que no existe todavía "ningún sistema de seguridad ni señalización visual que evite los accidentes del patio" donde los conductores aparcan sus autobuses.

Además ha denunciado la existencia de "varios casos de cáncer" que pueden deberse "al impacto de las radiaciones electromagnéticas que emiten las placas solares", aunque también a "algún tipo de elemento radiactivo de las antiguas instalaciones militares" sobre las que se asienta el parque de autobuses.

Sin embargo, el vicepresidente de Tussam, Guillermo Gutiérrez, ha destacado durante la presentación de las obras la "importancia ecológica más que económica del proyecto".

El proyecto va a suponer una inversión de 14,8 millones de euros que se amortizarán durante los próximos 25 años gracias a la venta de energía efectiva que se inyectará a la red eléctrica, suponiendo además una reducción en la emisiones a la atmósfera de 16.537 toneladas de CO2, según el jefe del departamento de ingeniería de mantenimiento, Fernando Delgado.

La producción eléctrica que va a producir esta nueva planta solar es el equivalente a las necesidades a 900 viviendas y presenta la ventaja de estar situada dentro de la ciudad, donde el consumo es elevado.

La instalación de paneles fotovoltaicos colocados sobre las nuevas marquesinas que cubren 315 plazas del aparcamiento de la flota de autobuses, tienen el objetivo de generar energía eléctrica limpia y dotar de sombra a los vehículos.

La nueva planta permitirá mantener una temperatura inferior a los autobuses, lo que supondrá un notable ahorro energético en aire acondicionado y una reducción del consumo de gasóleo estimado en 56.700 litros anuales.

La energía producida por la Planta Fotovoltaica de TUSSOENERGÍA, empresa participada por Tussam y GUASCOR PROM. SOLAR, va a estar acogida al Real Decreto vigente actualmente sobre el régimen especial de retribución de las energías renovables.

La Planta Solar de Tussam, con sus 1.800 Kw de potencia, será a su término la de mayor de tamaño construida en el interior del casco urbano de una ciudad en España y posiblemente de Europa, según el gerente de la empresa de transportes urbanos, Carlos Arizaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios