Instituciones Penitenciarias ordena reforzar la seguridad de la prisión

  • El turno de noche está integrado por 15 funcionarios para vigilar a 1.500 internos

La Dirección General de Instituciones Penitenciarias ordenó ayer que se refuercen las medidas de seguridad en la prisión de Sevilla, con especial atención al turno de noche, que hasta ahora estaba integrado por 15 funcionarios para atender a una población reclusa que supera los 1.500 internos.

Fuentes de Instituciones Penitenciarias explicaron ayer que la fuga producida en la prisión de Sevilla-I está considera como un hecho "grave". Al margen del refuerzo de la seguridad, se ha ordenado una inspección del centro por parte de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, al objeto de tratar de averiguar las circunstancias que han rodeado la fuga en el penal sevillano, que está considerado como uno de los centros más seguros y en el que no se registraba una huida desde finales de la década de los 80.

Junto al refuerzo de la seguridad en la cárcel, se ha iniciado asimismo un amplio dispositivo de búsqueda por parte de la Guardia Civil, que está rastreando la provincia para tratar de localizar a Rafael Hidalgo Castro y a su cómplice, el marroquí Mohamed Larbi Elimlami.

El sindicato Acaip de prisiones denunció ayer que esta fuga se podría haber evitado si ambos internos hubieran estado en algún centro "con mayores medidas de seguridad". El hecho de que el turno de noche sólo cuente con 15 funcionarios para atender una prisión con una extensión tan importante y en la que conviven más de 1.500 presos ha permitido que ambos reos se hayan fugado sin ser detectados hasta el recuento de las ocho de la mañana, según otras fuentes consultadas por este periódico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios