El Instituto del Taxi está sin director por el retraso del Pleno que debe nombrarlo

  • Rafael de Dios, propuesto en octubre para este cargo, firma documentos como jefe de servicio al no haber sido ratificado.

Comentarios 1

El Instituto del Taxi de Sevilla, cuya función es dirigir, organizar e inspeccionar el servicio de este transporte público en concesión, se encuentra sin director desde hace casi dos meses. La propuesta de designar para este cargo al funcionario Rafael de Dios Durán se encuentra en el limbo administrativo hasta que el gobierno municipal ratifique el nombre de este empleado municipal aprobado el 24 de octubre de 2011 en el Instituto del Taxi y haga oficial su nombramiento, lo que no ha sucedido.

Ni el el Pleno municipal ni la Junta de Gobierno local, los máximos órganos de Ayuntamiento con competencia para hacerlo, han abordado hasta el momento esta cuestión por razones que se desconocen. Este periódico trató ayer sin éxito de obtener alguna explicación de fuentes de la delegación de Movilidad que dirige el concejal delegado Demetrio Cabello. Otras fuentes consultadas aseguran que el expediente del nombramiento está paralizado en el departamento de Personal.

La situación en el Instituto es cuanto menos extraña. Rafael de Dios sigue firmando documentos oficiales con su categoría laboral de adjunto de servicio del Instituto del Taxi, en lugar de como máximo dirigente del organismo.

La asociación Foro Taxi Libre que dirige Juan Martín Caparrós da una explicación. Recuerda que el cargo se propuso para seis meses de prueba. Que no se haya nombrado oficialmente apuntaría, según Foro Taxi, a presiones de la patronal de los taxistas del aeropuerto (Solidaridad del Taxi) para rescatar al anterior director del Instituto, Enrique Fernández Alcoba, pese a la "nefasta gestión" que dejó en el gobierno de PSOE-IU, asegura Caparrós. "Estamos en una situación de provisionalidad que no es buena para resolver los problemas y ejecutar los acuerdos del sector del taxi", lamentó ayer Foro Taxi, que reclama aumentar a cinco los empleados del Instituto. Ahora hay dos.

Un problema fiscal

Por otro lado, en lo que respecta a situación del taxi, la asociación Foro Taxi ha entregado al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, un Plan de Restructuración del sector que propone dos novedosos cambios normativos: uno para salvar un problema fiscal que se le presenta a los taxistas que obtuvieron la titularidad de su licencia hace más de 10 años y otro para lograr ayudas públicas del Ministerio de Fomento también para taxistas, no sólo para transportistas de mercancías y autobuses.

Primero, Foro Taxi pide a Zoido que reclame al Ministerio de Economía y Hacienda la modificación del artículo 40.1 del Reglamento de IRPF para lograr una amnistía en el pago de ganancias patrimoniales por la transmisión de licencias a los taxistas con más 10 años de antigüedad. La asociación explica que se trata de "corregir o minorar el perjuicio económico" y evitar el problema fiscal que se presenta en Sevilla a los taxistas que quieran transmitir su licencia, ya que la obtuvieron en su día "sin la preceptiva entrega de un documento que acredite el valor de la cesión". El futuro reglamento andaluz del taxi obliga por primera vez a fijar el precio de la transmisión, pero al no haber un documento de lo que costó adquirirla, el pago de la plusvalía a Hacienda se disparará.

Foro Taxi recalca que todas las licencias transmitidas en los últimos 30 años han sido sin documento del valor de la cesión y culpa de ello "al empresario Malaver que se ha lucrado con el mercado negro del taxi con la complicidad del Ayuntamiento que lo ha permitido y de los jubilados que las cedían en esas condiciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios