El Estado Islámico en la última Selectividad

  • Valle-Inclán, Descartes, Kant y la Guerra Civil Española protagonizan la primera jornada de la Prueba de Acceso a la Universidad, a la que se presentan más de 10.300 sevillanos.

Almudena Grandes y sus reflexiones sobre las consecuencias de la guerra y el apoyo que recibe el Estado Islámico inauguraron este martes la primera jornada de la última Selectividad de la historia, si la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) consigue sobrevivir tras las elecciones del 26 de junio. En total 10.348 estudiantes se han presentado a esta prueba en la Universidad de Sevilla y en la Pablo de Olavide, y casi 43.000 en toda Andalucía.

El texto periodístico publicado en la web de la Cadena Ser una semana después de los atentados de París rivalizó en la prueba de Lengua Castellana y Literatura con un fragmento de la obra teatralLuces de Bohemia, de Ramón María del Valle-Inclán, autor que repite en este examen por cuarto año consecutivo. "La guerra en Siria y el Estado Islámico son temas muy actuales. Los atentados de París y el reciente ataque en Orlando permitían hacer un comentario crítico con muchos recursos", explicaba tras la prueba Laura García, del IES San Isidoro, que aseguraba que le habían salido estos días ronchas en la piel por la ansiedad. Junto a ella, Cintia Santana negaba con la cabeza: "Yo no me la he jugado. Era incapaz de hacer un comentario crítico objetivo sobre este tema", apuntaba la joven.

Pocas sorpresas hubo en el examen de Historia de España: "Era muy probable que cayese la Guerra Civil, este año se cumple el 80 aniversario de la sublevación militar", comentaba una alumna del Bachillerato de Artes Escénicas, Música y Danza del IES Murillo tras realizar la prueba en la Facultad de Derecho. Un fragmento del manifiesto que realizó el general Franco en Tetuán en 1936 y dos carteles propagandísticos  conformaron una de las opciones de la prueba de Historia. La otra propuesta hacía referencia a la Revolución Liberal en el reinado de Isabel II, que venía acompañado por los retratos de los generales Baldomero Espartero y Ramón María Narváez, así como del texto de renuncia de la regente María Cristina, con fecha de octubre de 1840.

A aquellos que optaron presentarse a Filosofía se les ofreció la posibilidad de escoger entre Descartes y Kant. "Esperaba que cayese Ortega y Gasset. Nunca ha caído y muchos pensábamos que, como ésta es la última Selectividad, iba a ser su año", apuntaba Maite Martínez, que tras presentarse en 2008 y estudiar Ciencias Ambientales, ayer volvía a probar suerte para poder entrar en Enfermería.

Como cada año, no faltaron algunas lágrimas, el consuelo de los amigos tras un mal examen y las clásicas llamadas a las madres para relatar las primeras impresiones. "No sé quién estaba esta mañana más nerviosa, ella o yo", comentaba en la Facultad de Derecho una madre que esperaba a su hija tras la prueba de Filosofía.

"La Selectividad es bastante injusta. Te lo juegas todo a una carta, pero peor es lo que preparan para el próximo año", comentaba un estudiante. "Durante las semanas de recuperaciones el instituto parecía un tanatorio. Todos con ataques de ansiedad y llorando porque no sabíamos si habíamos aprobado y sólo quedaban dos semanas para Selectividad", manifestaba Andrea Balbotín, que llegó tarde a la prueba de Lengua y Literatura, a primera hora, y no pudo presentarse. "En realidad me presento para saber cómo es pero no necesito Selectividad para estudiar Arte Dramático, sólo aprobar una prueba de acceso específica", aclara.

La jornada concluyó con el examen de Lengua Extranjera, donde se produjeron las únicas incidencias de tipo reprográficas que se solventaron sobre la marcha. En la prueba de Alemán apareció un antónimo que no existe y que se resolvió anulando la pregunta, mientras que en el de Portugués faltaba una frase de una pregunta que se anotó en la pizarra; y en el de Italiano había una palabra mal escrita.

La mayoría de los estudiantes optaron por la prueba de Inglés, aunque muchos de los estudiantes entrevistados desconfiaban de su nivel. "Hemos dado mucha gramática pero muy poco vocabulario y el examen se basa en eso", apuntaba un alumno del IES Luca de Tena, comentario que apoyaron otros estudiantes del Fernando de Herrera y del Murillo.

Tanto la Universidad de Sevilla como la Pablo de Olavide confirmaron que la prueba se realizó con normalidad. Sólo en esta última institución se produjo el retraso de uno de los estudiantes, al que finalmente se le permitió entrar en el aula y realizar la prueba, y el extravío del DNI de una alumna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios