Sevilla

La Junta deja sin fecha el pago de la deuda a la concertada

  • Patronal y sindicatos abandonan la mesa de negociación por el anuncio de nuevos recortes en la financiación del sector

Comentarios 12

Al final ocurrió lo que se esperaba. Patronales y sindicatos de la enseñanza concertada abandonaron ayer la mesa de negociación con la Junta al no fijarse por parte de la Administración regional una fecha definitiva para el abono de los 50 millones que le adeuda al sector en concepto de mantenimiento de los centros educativos. El detonante último para tomar esta decisión fue el anuncio de la Consejería de Educación de nuevos recortes en la financiación a estas escuelas.

La relación entre la Junta y la enseñanza concertada pasa por uno de los momentos más críticos. La falta de liquidez de la Administración autonómica está pasando factura en los centros de titularidad privada sostenidos con fondos públicos. Esta situación comenzó el año pasado con el retraso en el pago a las guarderías. Luego la demora llegó a las empresas encargadas de gestionar los servicios de ocio, como aula matinal y actividades extraescolares. Ahora, este problema se extiende a casi todos los centros concertados. La Junta no ha abonado aún la cuantía correspondiente a sufragar los gastos de mantenimiento, suministro y personal de administración y servicios (PAS) de dichos colegios.

Este pago se establece por trimestre (50 millones cada uno y en toda Andalucía) y se ingresa el mes intermedio de dicho periodo. En primavera patronales como Escuelas Católicas ya advirtieron que se estaba produciendo un retraso en el abono de los dos primeros trimestres. Finalmente, Educación liquidó la deuda del primero en mayo y se comprometió a hacerlo en julio con el segundo. Sin embargo, los temores a que esta fecha quedara en suspenso se confirmaron ayer.

Según informaron a este periódico las patronales CECE y Escuelas Católicas (ECA), la Consejería de Educación ha dejado sin concretar la fecha para ingresar esta cantidad, una deuda que ha obligado a que los titulares de muchos centros acudan a préstamos bancarios y se endeuden para pagar al PAS y el suministro de luz y agua de los centros.

Éste no fue el único motivo de suspender la reunión. A esta falta de concreción se unió el anuncio de un nuevo recorte en el capítulo de "gastos variables", que, según explica el secretario regional de ECA, Francisco José González, van dirigidos al pago de sustituciones, bajas y complementos de dirección y cuya cuantía ronda los 75 millones de euros al año. Además de ECA, también abandonaron la mesa de la concertada las patronales CECE, ACES y SAFA, a las que se unieron los sindicatos CCOO, UGT, USO y FSIE,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios