La Junta y la patronal sevillana rechazan la Mezquita en Cartuja 93

  • La entidad gestora del parque empresarial dice haber sido "ignorada" por el Ayuntamiento pese a ser el organismo competente para autorizar proyectos en la Tecnópolis

Comentarios 39

Un día después de que el gobierno local anunciara la nueva ubicación de la Mezquita en la Tecnópolis de Sevilla, la sociedad gestora del parque, Cartuja 93, y la patronal hispalense de empresarios, la CES, rechazaron de plano la cesión del terreno a la Comunidad Islámica de España. Y no por una cuestión de índole religiosa, sino porque el solar, en su opinión, estaba destinado a usos dotacionales del parque y, sobre todo, porque la decisión la ha tomado el gobierno de PSOE e IU sin contar con los afectados, que se sienten engañados y traicionados, ya que -afirman- el Consistorio siempre había hablado de ofertar una parcela junto al Estadio de la Cartuja, no de suelo tecnológico.

La Dirección General de Cartuja 93, cuya titular es Ángeles Gil, expresó ayer a preguntas de este periódico su rechazo a la proyectada reubicación de la Mezquita de Los Bermejales en la zona de expansión del Parque Tecnológico. Cartuja 93, cuyo accionista de referencia es la Junta de Andalucía y que en la víspera había dado inicialmente su apoyo a la medida por considerar que la Gerencia de Urbanismo había elegido un solar colindante con el Estadio de la Cartuja, cambió ayer radicalmente de opinión y mostró su estupor al conocer con exactitud la ubicación del templo islámico. Ángeles Gil cree ahora que se ha orquestado una maniobra de la confusión para distraer la atención sobre el hecho de que el suelo elegido forma parte del Parque Tecnológico y asevera que el Ayuntamiento nunca ha consultado sus planes con Cartuja 93, pese a formar parte del organismo público con competencias para decidir qué proyectos se instalan en la tecnópolis.

La directora general es tajante: "La Tecnópolis no respalda la instalación de la Mezquita, no porque se trate de una mezquita, pues nos daría igual que fuese cualquier otro templo, sino porque no es un uso acorde con los objetivos del parque". Así, recordó que "jamás se pensó en acoger nada por el estilo, ya que en su día se definió, y así debe de estar recogido en el Plan General, que esos terrenos deben destinarse a actividades complementarias de la Tecnópolis, y no creemos que una mezquita o una iglesia tengan vinculación alguna con un parque tecnológico".

Según la portavoz de Cartuja 93, en la isla hay otros suelos que podrían ser una alternativa al elegido "de forma unilateral" por el Ayuntamiento de Sevilla para la ubicación de la mezquita. Ángeles Gil reconoció que la decisión municipal había causado un profundo malestar entre los empresarios radicados en la isla, que no daban crédito a la noticia de la instalación de un templo, máxime con la falta de suelo para crear empresas o albergar instalaciones complementarias. Ese malestar fue también la tónica dominante en la reunión de la entidad de conservación del recinto que, por casualidades del destino, había sido convocada ayer mismo y a la que no acudieron altos representantes ni de Urbanismo ni de Cartuja 93.

En la misma línea que Ángeles Gil se pronunció ayer el secretario general de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), Moisés Sampedro, quien abundó en que la reubicación de la Mezquita sólo puede verse desde el interés político del Ayuntamiento de zafarse de un problema creado en Los Bermejales para trasladárselo al recinto de la Cartuja, en la idea de que la Tecnópolis no se iba a rebelar contra el proyecto municipal. Sampedro niega que éste sea el emplazamiento idóneo para un templo, independientemente de la confesión que lo respalde. "Tan absurdo como ubicar una parroquia en un polígono industrial", comenta. Para él la cesión de un solar de 11.200 metros cuadrados en la Cartuja a la Comunidad Islámica de España incurre en el mismo error que ya ocurrió en Los Bermejales: "Se trata de una decisión unilateral del gobierno, que no lo consensúa con los ciudadanos afectados, en este caso los empresarios de la Cartuja, como tampoco lo hizo antes con los vecinos de Los Bermejales, y que sobre todo no pone en valor un suelo privilegiado por su cualificación técnica de I +D".

El secretario general de la Confederación de Empresarios de Sevilla sostuvo ayer que tanto los miembros de la CES como los del Círculo de Empresarios de la Cartuja "se sienten engañados" al conocer la localización real de la parcela, puesto que el Consistorio "había hablado" siempre del Estadio de la Cartuja, al otro lado del viaducto, y no en la banda de servicios destinada a la ampliación de la Tecnópolis, bien con nuevos edificios para oficinas, bien con dotaciones para el parque.

Los 11.260 metros cuadrados del solar de la Mezquita conforman la única pastilla de suelo reservada inicialmente para usos dotacionales del parque -que pueden ir desde una residencia para investigadores a una guardería para hijos de trabajadores del parque, por ejemplo- dentro del proyecto de ampliación de la Tecnópolis en la propia avenida de Carlos III, que crecerá hacia el Sur con un gran aparcamiento para 5.000 plazas y edificios terciarios y empresariales de 9 plantas. Por ello, el secretario general de la CES considera que "este nuevo error lo vamos a pagar nosotros, los empresarios, que nos quedaremos sin dotaciones con tal de que el gobierno local intente dar una solución a un problema que no ha sabido resolver".

Sampedro insiste en que "no ha habido consulta previa, ni con nosotros, ni con el Círculo de Empresarios del parque ni con la propia Cartuja 93", y aduce que es un contrasentido "meter con calzador un templo, en este caso una mezquita, dentro de un parque de I+D consolidado, con empresas en lista de espera para instalarse que tendrán que emigrar a las Tecnópolis de Alcalá y Dos Hermanas, y con graves carencias dotacionales". La mezquita dará servicio a una comunidad de 7.500 musulmanes, lo que, a juicio de Sampedro, incidirá en mayores problemas de tráfico en una zona que ya padece atascos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios