Lipasam ahorra 1,2 millones en personal en el último año

  • La empresa municipal de limpieza ha logrado también reducir un 50% las horas extras, un 12% los gastos en contratación de eventuales y un 1,18% el absentismo

Comentarios 10

Lipasam ha logrado cerrar las cuentas de 2010 con un ahorro total de 2,2 millones de euros, según la información manejada en el último consejo de administración de la compañía. Los recortes en personal y en diversos gastos corrientes y la lucha contra el absentismo laboral han sido claves para conseguir unos resultados económicos favorables para una empresa que pertenece a un Ayuntamiento que de por sí sufre una deuda por encima de los 630 millones de euros.

Una vez que los responsables de la empresa consideran "afianzado" el plan económico financiero, entre los objetivos principales de la estrategia de la empresa municipal de limpieza se encuentra la de ejercer un "férreo control de los costes" y la aplicación de políticas que tengan la finalidad de "asesinar" los gastos que sean considerados como "eliminables" sin afectar a la calidad del servicio. Esta estrategia es consecuencia no sólo de la orientación dada por decreto sobre las medidas de reducción del gasto en las administraciones y empresas públicas, sino que es fiel a una línea de trabajo anterior, bien definida desde inicios de este ejercicio, con el objetivo de mejorar en todo lo posible los resultados de Lipasam.

En el ejercicio 2010, los "esfuerzos" en la reducción del gasto para conseguir estos resultados positivos han sido varios. La empresa está aplicando un plan de reducción del gasto que obliga a recortes a todas las áreas. La compañía considera este plan como una "carrera de fondo y en equipo en la que no se puede renunciar a atacar ninguna partida presupuestaria, por pequeña que sea". Se pone especial énfasis en el reducido número de partidas que suponen el 80% del gasto. Cada unidad organizativa debe establecer un detallado plan de acción que es objeto de un exhaustivo seguimiento. A lo largo de 2010, las acciones dirigidas a reducir los gastos de personal han llevado a la empresa a ahorrar 1,2 millones de euros como consecuencia de la reducción en estructuras, la contención de la subida salarial en el convenio colectivo, la bajada en más de un punto del absentismo por enfermedad y accidentes (un 1,18% menos), la reducción al 50% del consumo de horas extras y la reducción de refuerzos en un 12% con respecto a ejercicios anteriores. Este último aspecto está referido a la reducción de contratación de personal eventual que refuerza para cubrir ausencias por vacaciones -el caso más común- o absentismo, así como los refuerzos por los diferentes acontecimientos extraordinarios que se celebran en la ciudad. La reducción del número de ausencias por absentismo, fruto del plan especial contra el absentismo de Lipasam, ha permitido disponer de la presencia en su puesto de trabajo de 42 efectivos más (-1,18% de absentismo en 2010 y -2,2% en 2009) durante todo el año respecto a los ejercicios previos a la implantación de dicho plan.

El recorte en otras partidas de gasto corriente ha supuesto un millón de euros más de ahorro con respecto a lo presupuestado. De esas partidas que se redujeron sobre la marcha destacan varias reducciones. En el mantenimiento de vehículos, Lipasam ha gastado un 14,4% menos; en las reparaciones externas, un 26% menos; en los neumáticos, un 24% menos; en el mantenimiento de mobiliario urbano, un 27,7% menos, y en el consumo de materias primas y consumibles, un 6,23% menos. La empresa destaca de esta última partida que, si bien el porcentaje de reducción es relativamente bajo, es destacable por el valor absoluto de la cifra de ahorro: 317.000 euros menos.

En total, el balance económico de 2010 se ha cerrado con un ahorro de 2,2 millones de euros. Respecto al nuevo ejercicio, el presupuesto aún no está aprobado por el Pleno del Ayuntamiento, si bien ya es conocido el compromiso manifestado por la Delegación de Hacienda para mantener los criterios de austeridad incluidos en la tercera anualidad del plan económico financiero y que aprobado en el Pleno de la primavera de 2008 y reformado recientemente para retrasar el pago del capital de la deuda pendiente del Ayuntamiento e ir pagando por el momento cuota de intereses a un tipo bajo, pero que subirá considerablemente a partir de 2012.

Lipasam no ha sido la única empresa municipal que ha tenido que apretarse el cinturón en 2010 para acabar el año con una deuda mayor. Tussam ha conseguido en 2010 un ahorro de 5,6 millones gracias al plan de reajuste interno por el que se apostó una vez que fue imposible sacar adelante el plan de viabilidad económica y financiera por la ruptura del diálogo con los sindicatos, que terminó con la dimisión del anterior vicepresidente ejecutivo, Guillermo Gutiérrez, en plena jornada de huelga de conductores la pasada Feria de Abril.

El ahorro de 5,6 millones ha sido posible gracias a una serie de medidas muy diversas. Los ocho directivos de la compañía tuvieron que aplicarse una reducción salarial del 15% como consecuencia del tijeretazo dictado por Zapatero en el decreto de lucha contra el déficit público. Tussam también apostó por la supresión de determinadas líneas de elevado coste o de escasa rentabilidad, como ocurrió con la lanzadera interna para los trabajadores, o las líneas 36, la E5 o la conocida como bus de la movida.

Otra medida de austeridad consistió en la fusión de líneas, como sucedió con las 5 y la 23. En muchos casos se ha apostado por los recortes directos en determinados contratos de mantenimiento, en los gastos de talleres y hasta en los correspondientes a los actos de homenaje a trabajadores jubilados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios