Lipasam instalará antes de verano dispensadores con bolsas y paleta para recoger excrementos

  • El servicio de limpieza tiene previsto implantar de 200 a 300 dispensadores con material para la recogida personal.

La empresa municipal de limpieza de Sevilla (Lipasam) tiene previsto incluir entre sus próximas actuaciones con motivo del préstamo de 30 millones de euros recientemente aprobado en Pleno municipal la ejecución de un proyecto para la recogida de excrementos caninos de las calles de la ciudad, que se pretende acometer antes de verano.

Dicho proyecto, según explicó a Europa Press el gerente de Lipasam, Rafael Pineda, consistirá en la implantación de varios centenares de dispensadores (de 200 a 300) con bolsas de papel y paletas recogedoras a lo largo de la capital hispalense, con un mantenimiento "permanente" por parte de la empresa.

La idea, según expuso Pineda, es que, al contrario del sistema actual --en el cual se reparten bolsas y guantes a los propietarios de mascotas--, el nuevo mecanismo "permitiría a los usuarios poder depositar cómodamente las heces en una papelera cercana sin necesidad de tener que llevar las bolsas encima".

El sistema está basado en uno similar que funciona en Praga y el Ayuntamiento ya ha acometido el primer pedido, con vistas a colocarlos en los puntos donde se ha observado una mayor suciedad de este tipo de residuos. Se espera que éste pueda estar instalado antes de las vacaciones veraniegas, aunque el gerente de Lipasam señaló que, caso de no llegar a tiempo, el mes elegido para la habilitación de estos dispensadores sería septiembre.   

El vicepresidente de Lipasam, Alfonso Mir, admitió por otra parte, en declaraciones a los periodistas, que las actuaciones del servicio de inspección en cuanto a la intervención de la empresa en este particular es una de las "asignaturas pendientes" de Lipasam.

En este sentido, Mir apuntó a la recogida de excrementos como "uno de los grandes temas" que se van a abordar desde la empresa pública, pues "la ordenanza establece que es el propietario el encargado de recoger los excrementos y, en este sentido, la concienciación ciudadana es clave, porque sin ella no sirve para nada el trabajo ni el servicio de inspección".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios