Llenar el depósito en Sevilla cuesta un 16% más que el año pasado

  • La provincia se encuentra entre las 10 más caras de España para repostar · El precio del litro de diésel ha pasado de costar 1,111 euros a 1,288 en doce meses

Comentarios 1

Un subida que no cesa. Llenar el depósito de un vehículo en Sevilla es hasta un 16% más caro que el año pasado. La provincia ocupa el sexto puesto en el ranking de las regiones más caras de España, en el caso de la gasolina sin plomo 95; y el séptimo si se trata de gasóleo A. El precio medio del combustible diésel, según el último listado publicado en octubre por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, se ha situado en los 1,288 euros por litro; mientras que el de la gasolina más utilizada, la sin plomo 95, cuesta 1,328 euros. Sevilla ha descendido varios puestos en el ranking elaborado por el Ministerio respecto al año pasado, cuando era la tercera provincia más cara de España. A pesar de que el precio de los carburantes se ha incrementado, lo ha hecho en menor medida que en otras regiones del país.

El gasóleo tipo A, el más común actualmente en la mayoría de los vehículos, es el que ha experimentado una mayor subida respecto a 2010. El año pasado, durante el mismo periodo, el precio de este combustible en Sevilla alcanzaba un precio medio de 1,111 euros, según se recoge en las estadísticas del ministerio. El litro ha subido 0,177 céntimos de euros. Un repunte que lleva a que repostar diésel sea un 15,93% más caro que en 2010. En el caso de la gasolina sin plomo 95 el incremento ha sido un poco menor. En octubre de 2010 el litro se dispensaba a 1,179 euros. En 2011, a 1,328 euros; 0,149 céntimos más, porcentualmente supone un incremento del 12,64%. A la hora de llenar un depósito, cuya capacidad media se sitúa en los 55 litros, repostar gasolina sin plomo en 2011 es 8 euros más caro que en 2010. En el caso del diésel, llenar el depósito cuesta 10 euros más.

La provincia de Sevilla se encuentra muy por encima de la media nacional en el precio de los carburantes. Huesca es la provincia española más barata. Los precios sevillanos superan en 0,042 euros por litro a los de esta provincia, en el caso de la gasolina 95; y en 0,044 euros, en el caso del gasóleo A. El precio medio del litro de gasolina sin plomo 95 en España se sitúa en los 1,319 euros. El del gasoil asciende a 1,276 euros.

Los andaluces son los que más se tienen que rascar el bolsillo a la hora de repostar. Todas las provincias andaluzas se sitúan entre las que dispensan los carburantes más caros. En el caso de la gasolina, la más barata es Almería, seguida de Cádiz, Huelva, Córdoba, Sevilla, Málaga, Jaén y Granada. Almería también es la provincia de la comunidad que dispensa el diésel más económico, en este caso seguida por Cádiz, Jaén, Sevilla, Córdoba, Huelva, Málaga y Granada. En ambos listados, las andaluzas son las provincias que se alzan con los precios más caros. Si se trata de sin plomo 95, 5 de las ocho regiones andaluzas están entre las diez más caras, con Granada y Jaén como las últimas. En cuanto al diésel, seis de las provincias cierran la lista, también con Granada como la más cara, y Málaga como la segunda.

La estación más barata de la provincia de Sevilla a la hora de dispensar gasolina sin plomo 95 se encuentra, según el listado que se puede consultar en la web del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en la Avenida Rafael Beca de la localidad de Isla Mayor. El litro se despacha a 1,234 euros. Esta estación de servicio, perteneciente a la petrolera Cepsa, también es la más económica en gasóleo: 1,22 euros el litro. Entre las 25 gasolineras más baratas de la provincia sólo hay dos situadas en la capital (Avenida de Montesierra, 7 y Ronda del Tamarguillo s/n).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios