Semana Santa | EL informe del Ayuntamiento

Madrugada: De 2000 a 2017, un mismo patrón de conducta

  • El estudio del Cecop identifica idénticos comportamientos en las 5 avalanchas sufridas en Sevilla y descarta una trama

  • Todos esos años hubo buen tiempo y calles repletas de público

2000. Los nazarenos de la Esperanza de Triana vivieron los tumultos en la calle Sierpes. La investigación realizada no identificó ninguna causa que produjera las carreras. 2000. Los nazarenos de la Esperanza de Triana vivieron los tumultos en la calle Sierpes. La investigación realizada no identificó ninguna causa que produjera las carreras.

2000. Los nazarenos de la Esperanza de Triana vivieron los tumultos en la calle Sierpes. La investigación realizada no identificó ninguna causa que produjera las carreras.

Comentarios 2

Todas las avalanchas de Semana Santa mantienen unos patrones conductuales homólogos. Esa es una de las principales conclusiones del Análisis de los Sucesos Acaecidos durante la Madrugada de 2017 realizado por la delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores como complemento a la investigación oficial que está llevando a cabo la Policía Nacional. Se trata de un documento de más de cien páginas, en el que han colaborado numerosos expertos, en los que se pone de manifiesto, tras un minucioso análisis, que las carreras el año 2000, 2005, 2009, 2015 y 2017, presentan grandes similitudes, entre ellas, que se produjeron en años en los que las condiciones climatológicas fueron excelentes durante la Semana Santa.

FUENTE: Ayuntamiento de Sevilla. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Ayuntamiento de Sevilla. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Ayuntamiento de Sevilla. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Los técnicos del Cecop han realizado un análisis de las condiciones climatológicas del periodo comprendido entre 2000 y 2017. "Podemos observar cómo en los cinco episodios de incidentes relacionados con las avalanchas, las condiciones climatológicas eran benignas. Estas condiciones favorecen el incremento de personas en las calles y, por tanto, hay una mayor ocupación de los espacios públicos y aumentan las posibilidades de que se produzcan incidentes de cualquier tipo". Una Madrugada sin lluvia y con una temperatura agradable, como en los años en los que se han producido las avalanchas, genera directamente una mayor presencia de personas en la calle. Cuanto más pobladas estén las calles, mayor es la correa de transmisión del ruido, que ha sido el detonante de todas las carreras, según expuso el viernes la Policía Nacional y corrobora el informe realizado por el físico Pedro Flores recogido en el estudio del Cecop. "En una Madrugada con frío, lluvia o viento, se reduce el número de personas, por lo que en caso de producirse cualquier detonante, no anida y no se propaga con tanta facilidad".

Se descarta cualquier tipo de sabotaje o ataque organizado a la Semana Santa

Las avalanchas de este año han servido al Cecop para hacer un minucioso estudio de los episodios anteriores para poder compararlos y sacar unas conclusiones muy claras. "Hasta este momento no se ha podido conocer con cierto rigor el origen, la evolución y el comportamiento de las avalanchas en los cinco escenarios de las cinco Madrugadas, existiendo tantas versiones como años y personas que las han podido vivir".

2009. Las carreras se originaron en la zona de la Magdalena. 2009. Las carreras se originaron en la zona de la Magdalena.

2009. Las carreras se originaron en la zona de la Magdalena.

2017. Un nazareno de la Macarena pide calma tras la avalancha en Sierpes. 2017. Un nazareno de la Macarena pide calma tras la avalancha en Sierpes.

2017. Un nazareno de la Macarena pide calma tras la avalancha en Sierpes.

2015. Se inició en la Encarnación y afectó al Silencio en su regreso. 2015. Se inició en la Encarnación y afectó al Silencio en su regreso.

2015. Se inició en la Encarnación y afectó al Silencio en su regreso.

Este análisis completo, junto con la sincronización de las cámaras que instala el Ayuntamiento conduce, según el informe, a que todo tienen un origen físico demostrable. "Todos se debe a un hecho externo a la Semana Santa, que evoluciona exponencialmente por un episodio ruidoso como foco inicial de las avalanchas".

El Ayuntamiento identifica en su análisis una serie de elementos que se repiten en cada uno de los sucesos desde el año 2000: coincidencia en un sector del primer círculo de influencia de la carrera oficial, misma franja horaria, calles repletas de personas, óptimo nivel climatológico, existencia de uno o varios hechos menores que hacen de mecha en una situación crítica, coincidencia de un fuerte ruido que desencadena reacciones huidizas de pánico, ausencia de elementos objetivos, claros y diferenciadores que ubiquen claramente el epicentro de estos hechos, no se localiza ningún elemento objetivo o subjetivo que indica indiciariamente que las avalanchas son fruto de un acto de sabotaje, organizado o premeditado... Este año, además se ha unido el clima de "miedo social" ante las amenazas globales, con el recuerdo muy cercano de los últimos atentados en París, Niza o Londres. Las conclusiones de este estudio son tan claras como las del realizado por la Policía Nacional que está en manos de la juez que instruye el caso: "Los episodios estudiados en Sevilla durante 17 años no son fruto de un ataque a la Madrugada de esta ciudad". Los precedentes en otras ciudades, donde la conducta fue idéntica, también avalan la tesis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios