Maridajes de abril con lluvia de otoño

  • La llovizna obliga a acortar la procesión de impedidos de la Sacramental del Sagrario Cofrades con chaqué, un tranvía con lunares y turistas en bermudas conviven esta mañana

Segundo domingo de Pascua. Un tranvía tocado con sombrero de ala ancha y revestido de lunares cruza la Avenida de la Constitución. El Metrocentro parte el cortejo de la procesión de impedidos del Sagrario. A un lado quedan los bacalaos, los hermanos con cirios rojos y los que portan varas. En la otra acera, delante de un portal, espera el cuerpo de monaguillos y quienes llevan el palio de mano. El canónigo Luis Rueda administra el sacramento eucarístico a un enfermo de la feligresía. Tarda unos diez minutos en volver. Tiempo suficiente para que una nube descargue. Llovizna que obliga a acortar el recorrido. Sale de nuevo el sacerdote con el portaviático. La banda del Saucejo interpreta la mitad de la marcha real.

La procesión continúa por una Avenida poblada a esas horas de turistas a los que el chaparrón les sorprende con pantalón corto. Chaqués, chaquetas y hasta mini shorts se entremezclan en esta tradición cercenada por la lluvia.

Atrás quedan las estampas que deparó la mañana en Molviedro. Apenas una hilera de personas contempla la procesión. Algunos ni siquiera conocían de ella. Se acercan al oír el eco de los tambores. Los niños carráncanos abren la comitiva con Francisco Cuéllar al mando. Continúan las representaciones de las hermandades de la collación. La de la Pura y Limpia alfombra con distintas especies el paso por el Arco del Postigo, donde la Inmaculada espera la llegada de Jesús Sacramentado en su recoleta capilla, adornada de azucenas en esta primavera con atavío otoñal.

Pasan los monaguillos con un reguero de pétalos que anticipa la llegada del Santísimo. En el arco que sirve de frontera con el Arenal, Juana la calentera se postra de hinojos. Un turista come calentitos. El cortejo discurre por la Plaza de Indalecio Prieto. Llueve. En la Avenida hay cofrades con cera roja y un tranvía con lunares. Abril y sus maridajes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios