Medicina abrirá el lunes su segunda sala de estudio de 24 horas

  • La adecuación del espacio, antes utilizado por los forenses, ha costado 300.000 euros

Comentarios 1

La Facultad de Medicina abrirá a partir del lunes su segunda sala de estudio de 24 horas, que dará servicio, principalmente, a los estudiantes y alumnos residentes en las inmediaciones del campus Macarena. El rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, inauguró ayer esta sala junto con el decano de Medicina, Juan Ramón Lacalle, y la vicerrectora de Estudiantes de esta institución académica, Pastora Revuelta.

La nueva sala, con numerosas y amplias ventanas, está ubicada en el lateral del antiguo Instituto Anatómico. Tiene acceso independiente y capacidad para 138 estudiantes. Además, cada una de las plazas cuenta, sobre la mesa, con tomas de electricidad. Este espacio es completamente sostenible, al contar con una planta fotovoltaica que suministra de energía eléctrica a toda la instalación. Por otro lado, "todos los cerramientos están diseñados de la forma más eficiente posible en materia energética", según apuntaron desde la Universidad. El proyecto ha contado con un presupuesto de 300.000 euros.

Según explicó ayer Miguel Ángel Castro, la adecuación de esta nueva sala de estudios es el primer paso del Plan Director previsto en la Facultad de Medicina, que prevé la adecuación para actividades docentes del centro, reformando espacios ocupados anteriormente por el Instituto Anatómico y Enfermería, algo "muy necesario", según detalló el rector.

Medicina cuenta también con otra sala de 24 horas dentro del perímetro de la facultad, cerca del comedor, que lleva unos 15 años funcionando pero que algunos estudiantes calificaban ayer a este medio de "insuficiente" y "pequeña".

"Esta actuación supone la reutilización de un espacio que hasta entonces había estado cautivo, usado por otras instituciones, como los forenses, y se ha dado un uso universitario", comentó el decano de la Facultad de Medicina, Juan Ramón Lacalle. Al tratarse de una zona donde residen "muchos estudiantes, no sólo de Medicina, esta sala era un punto muy demandado. Tal como se ha hecho, se encuentra integrado en el campus pero también permite cerrar el resto de instalaciones en los momentos de menos actividad pero seguir dando servicio".

El espacio está dotado con cámaras de seguridad y supervisado por el centro de seguridad. Además, contará con un sistema de control de acceso a partir de una determinada hora, para que sean sólo estudiantes los que puedan entrar.

Los alumnos de Medicina expresaron ayer a este periódico su satisfacción al poder contar con una nueva sala de estudio, aunque algunos no consideran esta actuación suficiente. "Hacía mucha falta, pero esto sólo es un parche, necesitamos una facultad nueva. El centro se queda pequeño para todos los que somos y está obsoleto", apuntaba Javier Gallego, alumno de 1º de Medicina. "Los compañeros de Biomedicina se tienen que marchar a otros laboratorios, como los del IBIS o a Reina Mercedes, para hacer sus prácticas", añadió un compañero.

Otro grupo de tres estudiantes aseguraban que la Biblioteca de la Facultad, con unas 300 plazas, también resulta pequeña en época de exámenes. "Si vas a las diez de la mañana, ya no hay sitio. Tienes que ir a las ocho", explicaba una joven. "Esto es como los hoteles, que dejas la toalla en la tumbona y te vas. Aquí llegas y te encuentras sitios vacíos pero reservados con carpetas encima. Fastidia bastante, pero en realidad todos hacemos lo mismo".

La Universidad de Sevilla cuenta en la actualidad con seis salas de estudios de 24 horas repartidos por todos sus campus, con un total de casi 1.400 plazas: Facultad de Matemáticas y ETS de Arquitectura (Reina Mercedes), Facultades de Turismo y Finanzas, Ciencias Económicas y Empresariales, Derecho y Ciencias del Trabajo (Ramón y Cajal) y Facultad de Medicina (Macarena).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios