Montaño dice que el derribo del pabellón de la Santa Sede es "legal"

  • La delegada de Cultura recuerda que la Junta pudo evitar la demolición

Comentarios 7

La delegada de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Maribel Montaño, afirmó ayer que el pabellón de la Santa Sede es uno "de los más recordados de la Exposición Universal de 1992" y explicó que su derribo está "dentro de la legalidad", ya que el inmueble no estaba protegido y la Consejería de Cultura no emitió ninguna orden al Consistorio ni a Cepes para detener la obra, algo que, según recalcó, podría haber hecho.

Montaño garantizó que el Ayuntamiento "está cumpliendo la legalidad en este caso, ya que el edificio carecía de protección patrimonial", y recordó que ya en el pasado se han perdido otros pabellones de la Expo 92, aunque reconoció que "cada uno tenía un interés arquitectónico y patrimonial". Aunque Montaño precisó que las competencias en este asunto son de la Gerencia de Urbanismo, aprovechó la ocasión para reiterar que antes de verano estará constituida la Comisión Local de Patrimonio Histórico, que abordará estas cuestiones.

Preguntada sobre si cree que ha habido precipitación por parte de Cepes, la delegada municipal contestó que la Junta "no había comunicado nada al Ayuntamiento ni a la empresa para paralizar la demolición", algo que podría haberse hecho con una "orden urgente de paralización". De hecho, advirtió de que tampoco hay constancia de ninguna orden, por lo que el derribo puede seguir. En cuanto a si se han producido retrasos o lentitud por parte de la Consejería de Cultura a la hora de elaborar el informe de protección del pabellón, Montaño lo descartó, aunque manifestó que desconoce las fechas en que se empezó a trabajar en este documento. "Quiero pensar que no ha habido retrasos o lentitud en la elaboración del informe".

El informe elaborado por los especialistas del departamento de Bienes Culturales ha resuelto que el edificio diseñado por el arquitecto Miguel de Oriol Ybarra carecía de "valores relevantes" desde las perspectivas artísticas, tecnológicas o arquitectónicas, según explicó ayer el delegado provincial de la Consejería de Cultura, Bernardo Bueno.

De otro lado, varias entidades sociales y culturales solicitaron ayer la reconstrucción del pabellón de la Santa Sede, que calificaron como un "ejemplo paradigmático de la incompetencia" de las Administraciones públicas en la gestión del patrimonio histórico-artístico de la capital hispalense. Entre las asociaciones que suscriben esta postura se encuentran Aprocom y Adepa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios