Monteseirín acusa a Zoido de hacer un "juego inmoral" con los barrios

  • El alcalde reclama al líder del PP que no le marque la agenda de visitas vecinales y éste le replica que se trabaje el puesto de regidor · La polémica saltó al pedir el arreglo urgente del colegio San Jacinto

Comentarios 1

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), acusó en la sesión plenaria de ayer al portavoz del PP Juan Ignacio Zoido de hacer un "juego inmoral" por denunciar públicamente problemas en barrios sevillanos en los que, según el regidor, el gobierno local ya está interviniendo. El regidor pidió también a Zoido que deje de marcarle la agenda. "No me pida usted más que visite ningún barrio", dijo enfadado. El portavoz del PP, Juan Ignacio Zoido, le replicó a Monteseirín que "se haga acreedor" de su puesto de alcalde, en declaraciones recogidas por Efe.

En el debate de una propuesta del PP para el arreglo de las deficiencias del colegio San Jacinto, el primer concejal socialista explicó a Zoido el voto en contra de su grupo. "Hemos votado en contra para no seguirles el juego; no le vamos a permitir que siga con el juego inmoral de usar ese tipo de carencias no para que se resuelvan, sino para utilizar a los vecinos y sus demandas como armas de usar y tirar de acuerdo con sus intereses".

Durante el enfrentamiento entre ambos dirigentes, el alcalde fue más allá en sus críticas a Zoido. "A usted le importan un bledo los problemas de los ciudadanos, los utiliza con un afán en el que nosotros no le vamos a acompañar. Acaba usted de llegar y quiere darnos lecciones de algo que nosotros venimos haciendo desde hace tiempo", apostilló. Y concluyó reclamando la necesidad de "denunciar de manera clara que usted se está aprovechando de determinados momentos y ambientes para utilizar a la gente y después dejarla tirada".

El portavoz del PP había reclamado previamente al alcalde que se haga "acreedor" de lo que supone este cargo en los términos de "respeto, de derechos y obligaciones" y le exigió que cumpla los acuerdos plenarios, entre los que citó el plan de arreglo de colegios aprobado por el Consistorio a instancias del PP o el apoyo a la Ciudad de la Justicia en Los Gordales aprobado en el Pleno del pasado septiembre.

La moción de los populares reclamando el arreglo urgente del colegio San Jacinto, en Triana, fue rechazada por el gobierno local (PSOE-IU) porque, según anunció el concejal de Edificios Municipales, Joaquín Díaz, hay un acuerdo con la Delegación provincial de Educación de la Junta para invertir 276.000 euros en este centro durante un periodo de dos años.

Como es ya habitual, la abstención del gobierno municipal impidió debatir las cuatro mociones urgentes que planteaba el PP, sobre asuntos como los accidentes que están provocando los separadores actuales del carril bus, la polémica sobre el barnizado de las puertas de la Casa Consistorial y el rescate del proyecto del edificio diseñado por Rafael Moneo para el Prado.

En los ruegos y preguntas, PP e IU mostraron sus diferencias sobre la orden que limita el acceso de la oposición (PP) a los expedientes de la Junta de Gobierno. Según el primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), este documento no restringe los derechos de los concejales del PP, pero el edil popular Francisco Pérez denunció que sí les "afecta" porque limita su trabajo y "vulnera sus derechos fundamentales" y pidió a Torrijos que retire una medida que "atenta contra el reglamento orgánico" del Ayuntamiento y supone entrar en un "terreno peligroso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios