Episodios sevillanos del siglo XX

Nueva plaza de Jesús de la Pasión

  • ENTREGAS PUBLICADAS 21 y 28 de octubre; 4, 11, 18 y 25 de noviembre; 2, 9, 16, 23 y 30 de diciembre de 2007; 6, 13, 20 y 27 de enero; 3, 10, 17 y 24 de febrero; 2, 9 y 16 de marzo de 2008. Como en los demás sectores donde se ha rediseñado la morfología urbana, en la plaza de Jesús de la Pasión se ha procedido a renovar las infraestructura subterráneas para asegurar los servicios durante el siglo XXI

Comentarios 2

EL nombre más antiguo que se conoce de este enclave urbano de la plaza de Jesús de la Pasión, es Atahonas, recogido por Antonio Ballesteros en su obra básica Sevilla en el siglo XIII (Madrid, 1913), que fija la referencia en 1301. Después la zona se conoció como de San Salvador, por estar detrás de la colegiata, Abajo del Salvador, Alta del Salvador, del Pan (desde comienzo del siglo XVII), del Pan Vieja, Vieja del Pan, por localizarse en esta zona el mayor número de vendedores de panes de artesanos de la capital y de pueblos cercanos, como Alcalá de Guadaíra, La Algaba y otros. En 1820, cuando los panaderos fueron trasladados al nuevo mercado de la Encarnación, se rotuló oficialmente como plaza del Pan, pero entre 1868 y 1871, el Ayuntamiento revolucionario le impuso el nombre de Comercio. Por último, en 1914, se rotuló con el nombre actual de plaza de Jesús de la Pasión, si bien el pueblo la sigue llamando con su nombre histórico. [Bibliografía básica: Antonio Collantes de Terán Sánchez, Diccionario histórico de las calles de Sevilla, Ayuntamiento-Junta de Andalucía, 1993, tomo I].

La antigua plaza del Pan fue enclave mercantil e industrial de vida muy intensa. Por ejemplo, en el sector de ferretería y droguería, con firmas de prestigio durante generaciones, como García y Compañía; Pando, Pérez y Compañía, Bidón, más los establecimientos de coloniales, piel, loza y cristal, como Peribé, Juan Rocha, Manuel y Rafael Carmona y otros. Y, por supuesto, los Almacenes Pedro Roldán y Tejidos Rincón, entre otros comercios muy populares durante el primer medio siglo XX.

En la esquina de las calles Córdoba y Lineros, junto a la plaza de Jesús de la Pasión, existe desde 1802 un establecimiento que exhibe en la fachada el azulejo publicitario que reproducimos, y que constituye una reliquia de doble valor, como muestra de la cerámica artesana trianera y como motivo publicitario vinculado al primer tercio del siglo XX. [Bibliografía básica: La obra Anuncios de antaño, azulejos publicitarios de Sevilla (Juan Rey, Juan Carlos Rodríguez y Alfonso Orce, El Monte, 1995), con ser exhaustiva, no reseña el origen de este azulejo de La Exposición Sevillana. E. Satué, El libro de los anuncios. I: La época de los artesanos (1830-1930), Editorial Alta Fulla, 1985]

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios