El PP denuncia la quema de ataúdes fuera del crematorio

  • El Ayuntamiento lo atribuye a la avería de un horno y niega que hayan ardido restos humanos · Consumo prohíbe que se repita la práctica y ordena que se pospongan las exhumaciones.

Comentarios 7

El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento hispalense Ignacio Flores ha denunciado este miércoles la "quema de ataúdes en el cementerio Sevilla fuera del horno crematorio", motivo por el cual exigió al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, "una respuesta inmediata ante tal situación".

La respuesta la ha dado la Delegación de Salud y Consumo, que precisó que se ha debido a la avería, producida hace dos semanas, de uno de los hornos encargado de esta tarea, y que en ningún momento se ha procedido a la quema de restos humanos -sólo ataúdes y restos de flores-, puesto que para ello existen otros tres hornos crematorios que sí están a pleno funcionamiento.

Flores declaró a los periodistas que "la zona habilitada por los funcionarios para quemar los ataúdes está abierta al público aunque se encuentre dentro del recinto", lo que ha provocado que desde hace una semana el grupo popular haya recibido "quejas de los vecinos de la zona relacionadas con la contaminación del cielo y el intenso olor que se desprende de dichas actuaciones".

Desconociendo la presencia en la quema de ataúdes de restos humanos, "aún así me parece inconcebible que esto pase en la capital de Andalucía" porque "además están jugando con los sentimientos de los parientes de los muertos".

Después de conocer el Consistorio el pasado viernes de que algunos trabajadores procedían a la quema de ataúdes al aire libre en un contenedor, el director general de Salud y Consumo, José Antonio García, ha dado orden "taxativa" de que ello no se repita.

Hay varios féretros acumulados, procedentes de exhumaciones -que han quedado suspendidas hasta que se arregle el horno estropeado- cuyo plazo es de 5 años desde el 2002 -antes era de 7-, con lo que "hay días que se acumula la expiración del plazo de unos y otros". La media de exhumaciones diarias es de 12 a 14, siendo la capacidad diaria del horno de unos siete.

En este sentido, cuando se produce una exhumación se avisa a los familiares que casi siempre están presentes, llevando los restos bien a un osario o bien se trasladan para ser incinerados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios