El PSOE-A culpa al PP de alentar el incidente en el acto contra ETA

  • Todos, salvo Pizarro, restan gravedad al episodio de tensión vivido por el alcalde

Comentarios 4

Tanto el PSOE nacional como el portavoz del gobierno local trataron ayer de quitar hierro al incidente ocurrido anteayer en el homenaje tributado al concejal Alberto Jiménez Becerril y su esposa Ascensión García Ortiz por la corporación de la ciudad en el X aniversario de sus muertes a manos de ETA, acto en el que el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), fue increpado por una ciudadana. Sólo el secretario de Organización del PSOE-A, Luis Pizarro, advirtió que el incidente es consecuencia del "uso y abuso electoral" que realiza el PP del terrorismo, partido al que responsabilizó del episodio porque "no es la primera vez que un dirigente socialista que va a este tipo de actos tiene que padecer que personas relacionadas con el PP les insulten e intenten agredir".

El número dos del PSOE-A no dudó en asegurar que este tipo de enfrentamientos acontecen porque "el PP ha utilizado y abusado y crispado con el terrorismo con el único objetivo de sacar rentabilidad electoral frente a Zapatero".

Mucho más distanciado de esta postura crítica se mostró ayer el portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Diego López Garrido, quien restó trascendencia al incidente. Según López Garrido, las quejas que ha podido expresar algún ciudadano son "una cuestión accidental", ya que lo importante es que las instituciones rinden homenaje al concejal asesinado, a quien considera "un héroe de la democracia" y "una gran figura de nuestra democracia que contribuyó a la libertad en nuestro país".

En esta misma línea se pronunció ayer el portavoz del gobierno local, Emilio Carrillo (PSOE), que tildó de "incidente menor" lo acontecido atribuible a factores tales como los "nervios" de la precampaña electoral, y subrayó la prioridad de defender la "unión" contra el terrorismo. Cuestionado sobre la razón de la no asistencia de ningún cargo municipal al acto organizado por la familia, Carrillo señaló que el gobierno municipal "estuvo donde creía que tenía que estar", esto es, en los actos institucionales en cuya organización participó la Fundación Jiménez Becerril.

El presidente del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta, Javier Arenas, lamentó ayer el incidente y confió en que no se vuelva a repetir. A su juicio, las figuras de Alberto y Ascensión deben interpretarse siempre como un "elemento de suma, de cohesión y de unidad de los sevillanos; son símbolos de todos, independientemente de que hayan sido amigos y compañeros". Para Arenas, a los hijos de los finados les gustará ver a sus padres como "símbolos de democracia y de libertad".

Tras la homilía del cardenal Amigo Vallejo, Monteseirín fue increpado por una ciudadana, que no dudó en preguntarle el motivo por el que en la esquela publicada en los periódicos no aparecía ninguna referencia al hecho de que el matrimonio Jiménez Becerril había sido víctima de un atentado de ETA. El alcalde intentó ofrecer una explicación, lo que derivó en un ambiente de tensión en el que se vio implicada hasta la propia mujer del alcalde, Felisa Tomás.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios