Las nuevas estafas Falsificación de documentos

Pesadillas en una fotocopia

  • Unos estafadores suplantan la identidad de un sevillano, se compran dos coches y ahora las financieras le exigen 37.000 euros, además de perder tres puntos del carné

Comentarios 7

Ya no puede abrir el buzón o coger el teléfono de casa sin temerse lo peor. Fernando Rojas Ponce, delegado comercial de JVC, ha sido utilizado por unos estafadores para comprar varios coches con un procedimiento tan burdo como hasta en cierto modo increíble. Y es que los estafadores lograron comprar y poner a su nombre dos vehículos, un Opel Tigra y un Audi A-4, con una simple fotocopia de su DNI, prácticamente ilegible, y una falsa nómina de su empresa que elaboraron.

Los dos vehículos son ahora en teoría suyos y, a pesar de que el caso demuestra una aparente falta de diligencia por parte de los concesionarios y de las entidades financieras, éstas le reclaman más de 37.000 euros por los créditos impagados. La cosa no se queda ahí: el Ayuntamiento de Sevilla le exige el pago de cerca de 400 euros de los impuestos municipales de los coches y Hacienda unos 240 euros de una multa de tráfico cometida por uno de los estafadores que, además, le ha ocasionado ya la pérdida de tres puntos del carné de conducir. El caso es grave porque Fernando Rojas, como delegado comercial, utiliza el coche como herramienta de trabajo, por lo que, según dice, "es muy meticuloso" con las normas de circulación. "Jamás me han puesto una sanción de tráfico". "Estoy limpio y es increíble que me quiten los puntos", asegura.

La pesadilla de Fernando Rojas comenzó en febrero del año pasado cuando recibió una carta de una entidad financiera, comunicándole que debía telefonear a un 902 porque debía una letra del coche. "Pensé que era una estafa para tenerme media hora al teléfono, por lo que no le di más importancia. Pero otro día recibí una nueva llamada en la que me preguntaban en tono agresivo ¿cuándo iba a pagar el Opel Tigra?". Fernando Rojas asegura que desde que se enteró de que estaban suplantando su identidad se sintió muy afectado, perdió "cinco o seis kilos" en pocos días. "Tengo pánico por la inseguridad, no sé de quién es la culpa; mía no. Me veo en un lío y en una injusticia porque las deudas siguen estando ahí", añade el denunciante, que teme incluso que le puedan embargar la nómina.

Fernando Rojas puso los hechos en manos de sus abogados, que fueron tirando de los hilos hasta descubrir la trama que había detrás de la estafa. Así, conocieron que además de los dos coches que circulan a su nombre, uno de los cuales fue interceptado por la Policía en Alicante, los estafadores intentaron adquirir una moto de gran cilindrada pero no lo lograron porque había sido incluido en un registro de morosos y el crédito fue rechazado.

Después de investigar lo sucedido, Fernando Rojas llegó a la conclusión de que los estafadores se hicieron con sus datos personales -la fotocopia del DNI y un recibo de su cuenta corriente- tras robar la documentación de un antiguo vehículo de su esposa. "Esto le puede pasar a cualquiera, porque ¿cuántas fotocopias de DNI acaban en la basura?", cuestiona Fernando Rojas, que se muestra preocupado por la facilidad con la que las entidades financieras conceden los créditos y por las posibles repercusiones del caso, ya que hasta ahora sólo le han quitado puntos del carné, pero ¿qué ocurriría si uno de los vehículos que está a su nombre atropella a una persona y se da a la fuga? Aunque su denuncia ha motivado hasta ahora la imputación de cuatro personas, entre responsables de concesionarios e intermediarios financieros, Fernando está todavía tensión ante el temor de que otra vez vuelva recibir más cartas de financieras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios