Piden seis años para dos jóvenes por una agresión durante un robo

  • La víctima jugaba con su hijo de 6 años y quiso impedir que le quitaran la bicicleta

Comentarios 18

La Fiscalía de Sevilla ha pedido condenas de hasta seis años y cinco meses de cárcel para dos jóvenes que agredieron a un hombre, al que rompieron dos dientes de un puñetazo con un anillo de grandes dimensiones, cuando intentaban robarle las bicicletas que usaban él mismo y su hijo de seis años.

El escrito de acusación, al que ha tenido acceso la agencia Efe, explica detalladamente que los hechos ocurrieron sobre las siete y media de la tarde del día 13 de octubre de 2008 en una pista de karts situada en la explanada del recinto ferial del barrio de Los Remedios de Sevilla, donde en ese momento se encontraban M.A.B.H. y su hijo de seis años, con el que había acudido a jugar en la zona.

Ambos habían llegado al lugar en sendas bicicletas, que habían dejado apoyadas en un poste de luz. El acusado J.O.C., con antecedentes por robo, se montó en la bicicleta del adulto con intención de robarla, pero fue sorprendido por su dueño, que para impedirlo le agarró por la camiseta. Explica el fiscal en el escrito de acusación que el segundo acusado, J.F.M.V., que se encontraba en las proximidades presenciando la escena, se acercó y "dio un contundente golpe a la víctima en la cabeza y cara", lo que le hizo soltar a J.O.C., momento en el que éste último aprovechó para propinarle al padre del niño un "fuerte puñetazo en la boca con un anillo de grandes dimensiones que llevaba puesto".

Los dos acusados se marcharon del lugar después de efectuar su agresión, pero J.O.C. "no tuvo reparos en volver a buscar el anillo que decía haber perdido, mirando de forma intimidatoria al lesionado, al que llegó incluso a registrar en busca del referido anillo". El mismo anillo con el que había agredido a su víctima.

El padre sufrió traumatismo craneofacial, pérdida completa de dos dientes, rotura parcial de otro incisivo y contusión costal, heridas por las que estuvo un día en el hospital y de las que tardó en curar 14 días después de su convalecencia, con los trastornos consiguientes.

En el juicio que celebrará la Audiencia de Sevilla el próximo mes de septiembre, el fiscal solicitará que la víctima y los tres testigos que presenciaron la agresión declaren protegidos por una mampara "para evitar la confrontación visual con los acusados", uno de los cuales se encuentra recluido en un cen tro penitenciario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios