Sevilla

Policía y Guardia Civil se incautan de 125 kilos de cocaína en un año

  • Las operaciones realizadas en los últimos 12 meses por las fuerzas de seguridad han permitido la detención de medio centenar de personas y la desarticulación de varias organizaciones delictivas

Comentarios 1

La operación antidroga anunciada el pasado miércoles por la Policía Nacional que se saldó con la incautación de cinco kilos de cocaína en el aeropuerto de San Pablo y la detención de una persona que hacía de correo de una organización de narcotraficantes ha completado un año especialmente productivo en la lucha contra el tráfico de este tipo de droga por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil. En los últimos doce meses, las Fuerzas de Seguridad del Estado se han incautado de hasta 125 kilos de cocaína y han detenido a medio centenar de personas en las 12 operaciones importantes que se han efectuado, que incluso han servido para desmantelar bandas completas de narcotraficantes que introducían droga en la ciudad a través de diferentes vías.

La operación destapada el miércoles, por ejemplo, tiene unas características muy similares a otra desarrollada el pasado 14 de febrero en la que se detuvo, también en el aeropuerto, a una mujer con nueve kilos de droga y que también procedía de un vuelo de Brasil vía Lisboa, por lo que la Policía sospecha de la existencia de una ruta habitual para la introducción de cocaína en Sevilla y, por tanto, estará más vigilante ante la llegada de nuevos correos. También el 17 de febrero fue detenida otra mujer en el aeropuerto procedente de Brasil con un kilo y medio de esta droga en un doble fondo de su maleta, aunque en este caso procedía de Madrid.

En este último año, una de las operaciones más importantes desarrolladas a cabo por la Policía Nacional tuvo lugar el pasado mes de octubre, cuando cayó una red que traficaba con cocaína entre Sevilla y Canarias en coches de importación. La actuación policial permitió la detención de nueve personas y la incautación de un alijo de 28 kilos de droga, el más alto de los últimos doce meses, que hubieran alcanzado en el mercado negro un valor de más de un millón de euros. En este caso, la droga era guardada en el interior de varios automóviles y era llevada a Canarias a través de barcos. En el registro minucioso de uno de los coches se localizaron hasta 43 paquetes de droga en el depósito de combustible.

Un mes más tarde, noviembre de 2007, la Guardia Civil de Sevilla desmanteló otra organización dirigida por una capitán del Ejército en la reserva y detuvo a un total de 14 personas, algunas de ellas que funcionaban como distribuidores de la droga en la provincia sevillana, además de incautarse de un alijo de 11,5 kilos de cocaína. Entre los arrestados estaban un matrimonio del Polígono Sur, un vecino de Arahal que era el jefe de la organización en la comarca de La Campiña, un vecino de San Juan de Aznalfarache y otros de la capital.

La tercera gran operación contra el tráfico de cocaína en la provincia tuvo lugar en mayo del pasado año, cuando fueron detenidas otras seis personas y fue desarticulada una red de venta de esta droga que distribuía a otras provincias españolas. Aunque en esta ocasión el alijo fue de poca entidad (apenas dos kilos, pero de gran pureza), la propia Guardia Civil calificó la operación como uno de los golpes al narcotráfico más importantes de los últimos años, dado que se pudo desarticular una organización que operaba por todo el país".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios