La Policía recupera 9 bicicletas de alquiler robadas en un día

  • Los vehículos fueron sustraídos de noche de las estaciones, destrozados luego y abandonados en la calle · Son las primeras bicicletas de Sevici que desaparecen

Comentarios 5

La Policía Local recuperó en una sola mañana nueve bicicletas del servicio de alquiler público que habían sido robadas y destrozadas en distintos puntos de la ciudad. Los agentes creen que los vehículos fueron robados forzando el mecanismo de seguridad de las estaciones de alquiler de bicicletas y utilizados por quienes se la llevaron para regresar a sus casas. Después, las bicicletas fueron dañadas y abandonadas.

Esto ocurrió durante una noche de un fin de semana de diciembre. La Policía recuperó las bicicletas a la mañana siguiente, la mayoría de ellas en distintos puntos del distrito Macarena y la isla de la Cartuja. Dos de ellas aparecieron en la barriada de San Diego, otras dos muy cerca de la muralla de la Macarena y otras dos en el mismo distrito. Dos más fueron abandonadas junto a la Jefatura de la Policía Local, en la Cartuja, y la última apareció en los bajos del puente del Cristo de la Expiración.

Algunas de estas bicicletas tenían roto el sillín, el cuadro de mandos o alguna de sus piezas. También había algunas cuyas ruedas habían sido pinchadas. Sobre la autoría de estos robos, la Policía Local todavía no ha logrado identificar a nadie pero cree que se trata de personas que las utilizaron para volver a sus casas y las destrozaron por puro placer. El hecho de que casi todos los vehículos aparecieran de dos en dos explicaría que fueron robados por grupos de personas, o al menos por dos de ellas.

Es muy difícil que una sola persona reviente el mecanismo de seguridad de las bicicletas, que cuentan con un sistema magnético contra robos que mantiene al vehículo anclado al poste en el que se encuentra en la estación. Sin embargo, todas estas bicicletas fueron sustraídas de la misma forma: dos personas tiraron del cierre cada una hacia sí ejerciendo una presión que hizo saltar el imán. Esto, al menos, es lo que se desprende de las primeras investigaciones de la Policía Local de Sevilla sobre estos robos.

Es la primera vez que los agentes de este cuerpo recuperan bicicletas públicas desde que comenzara a implantarse este servicio en la ciudad el pasado verano. De hecho, son unos robos al que no le encuentran una explicación que vaya más allá del puro vandalismo. Son bicicletas muy pesadas y que además pertenecen a un servicio muy barato, cuyo abono vale diez euros al año -cinco a la semana en otra modalidad- y permite realizar un número ilimitado de desplazamientos de manera gratuita siempre que se cambie de bicicleta cada media hora. Avala la teoría del vandalismo el hecho de que los vehículos quedaran con daños importantes para no ser reutilizados.

Sí se habían detectado algunas prácticas de vandalismo en las estaciones de Sevici, como pintar de negro la pantalla táctil con la que se puede alquilar una bicicleta. También se había registrado en los últimos meses un aumento el robo de bicicletas, coincidiendo con el incremento de usuarios de este medio de transporte a raíz de la ampliación de la red de carril bici. Sin embargo, las víctimas siempre habían sido los particulares y no el servicio público. De hecho, en una operación reciente desarrollada en los mercadillos la Policía Local recuperó más de 40 bicicletas que habían sido robadas y que estaban siendo vendidas en varios puestos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios