Primera piedra del nuevo Fibes, que culminará en 2010 con 66 millones de inversión

  • La UTE Acciona-Inabense-Heliopol ejectuará un edificio de Vázquez Consuegra en forma de 'uve' de 40.000 metros cuadrados.

Comentarios 1

El nuevo Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla (Fibes) han comenzado hoy oficialmente su andadura con la colocación de la primera piedra, inicio de unas obras que tienen un presupuesto de 66,1 millones de euros -sin el IVA- y que estarán listas en 24 meses, en el primer trimestre de 2010.

La UTE Fibes, formada por las empresas Acciona, Inabensa y Heliopol, ha resultado adjudicataria del nuevo auditorio, que según ha explicado hoy durante el acto de colocación de la primera piedra el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra, autor del proyecto, será un edificio en forma de "uve" que se apoyará en el inmueble existente y que cabalgará, por tanto, entre dos parcelas, dejando pasar el tráfico bajo parte de su superficie.

El auditorio, con una capacidad máxima de 3.500 personas, que triplica la del actual Palacio, es la "pieza principal" del proyecto y se ha dado en llamar "de rojo y plata" porque rojas serán sus sillas y su pavimento y plateados los restantes elementos constructivos.

Este recinto es "versátil" y podrá dividirse para adaptarse a distintos actos, ya que en su platea hay 2.000 asientos y otros 1.000 en el anfiteatro.

Sobre el auditorio, habrá un comedor para 3.000 personas y un "gran espacio de salas multiusos que permite configuraciones diversas", según el arquitecto.

Los 40.000 metros cuadrados del nuevo inmueble se completan con un aparcamiento subterráneo de 900 plazas, que contará con cinco plantas bajo un jardín central, con una superficie de 25.000 metros cuadrados.

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), ha valorado que hoy se ponga oficialmente en marcha un "proyecto largamente acariciado" y que se ha retrasado, a su juicio, porque el Gobierno local (PSOE-IU) ha considerado que Sevilla "merecía lo mejor" y no sólo una "ampliación funcional" del actual recinto congresual y también porque la colaboración de la iniciativa privada "no pudo ser".

La promotora del proyecto es finalmente la empresa municipal de la vivienda (Emvisesa), que coordinará la construcción de un edificio que, para el regidor hispalense, constituirá un "monumento a la fe de los ciudadanos de Sevilla en sí mismos, para el presente y para el futuro".

El consejero de Turismo, Sergio Moreno, ha incidido por su parte en que la Junta de Andalucía aportará alrededor de un 20 por ciento del presupuesto -unos 16,8 millones de euros- y en que el Gobierno central deberá concretar la financiación que destina al proyecto en los próximos meses, tras el compromiso alcanzado en la campaña de las municipales por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Moreno ha resaltado que la ampliación del Palacio de Congresos "reforzará el papel de la ciudad como referente internacional, mejorando su actividad en el turismo de ferias y reuniones".

Según el consejero, el turismo congresual, que tiene actualmente un impacto de 9.000 millones de euros en España, crecerá un 80 por ciento en los próximos años.

Por sus "infraestructuras y experiencia", Sevilla es, según el titular andaluz de Turismo, un "destino idóneo" para los congresos y reuniones, cuyos asistentes generan un gasto medio diario de 87 euros -frente a la media de 53 euros del resto de turistas- y mezclan su asistencia a reuniones con otras actividades, como el ocio, la gastronomía o las compras.

Junto al alcalde y al consejero, han asistido al acto de colocación de la primera piedra buena parte de los miembros del Gobierno municipal, representantes de la Diputación y empresarios como el presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Herrero, o el de la patronal sevillana, Antonio Galadí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios