El Puerto espera licitar las obras del nuevo dragado en 2013

  • Si no logra sacar a concurso el proyecto en esa fecha tope se arriesga a tener que devolver los fondos europeos

La Autoridad Portuaria de Sevilla está redactando en estos momentos un nuevo proyecto de dragado de profundización del estuario, iniciativa que se enmarca dentro del programa de actuaciones de mejora de acceso marítimo al Puerto, que ya cuenta con la nueva esclusa, y espera licitar las obras durante 2013, dentro del marco financiero comunitario que finaliza precisamente antes de que concluya el año próximo. Así lo anunció ayer el presidente del Puerto de Sevilla, Manuel Fernández, en declaraciones a Europa Press. En este sentido, afirmó que en estos momentos se está redactando este nuevo proyecto, que tiene que ser aprobado por el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria. Posteriormente, según precisa, se remitirá al Consejo de Participación de Doñana que emitirá un informe preceptivo no vinculante, a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, y finalmente, al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Fernández añadió a este respecto que tras este proceso se licitará el proyecto, así como se procederá a su publicación y concurso, que tendrán que ser publicados en los boletines oficiales estatal y comunitario.

El presidente del Puerto aseguró que el nuevo proyecto que se está redactando recoge las recomendaciones del Dictamen de la Comisión Científica para el Estudio de las Afecciones de las Obras de Dragado del Guadalquivir. Aclaró que el Puerto "no puede arreglar todos los problemas" del río, pues "no dependen de nosotros". "La recuperación las llanuras mareales, la dotación de agua dulce, los vertidos agrícolas o residuos urbanos, no dependen de nosotros", afirmó, apuntando que los rectores de Doñana o la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir tienen que actuar junto con el Puerto.

El nuevo proyecto "no necesitaría una nueva Declaración de Impacto Ambiental", sino que bastaría con la aprobada en 2003. Cabe recordar que el Ministerio de Medio Ambiente consideraba el dictamen de la Comisión Científica para el Estudio de las Afecciones de las Obras de Dragado del Río Guadalquivir parte "inherente" a la DIA, por lo que veía "imprescindible" elaborar un nuevo proyecto "plenamente congruente" con las recomendaciones de los científicos, que posteriormente y una vez redactado habrá de remitirse al órgano ambiental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios