El Puerto saca a subasta un edificio junto al puente de las Delicias

  • Con la venta de las oficinas por 1,6 millones se busca ganar liquidez para hacer frente a los gastos financieros y de explotación

La Autoridad Portuaria de Sevilla subastará mediante procedimiento de presentación de ofertas en sobre cerrado el edificio de oficinas situado en la avenida de la Raza 7 A, en la esquina con Cardenal Bueno Monreal que linda con el puente de las Delicias: el llamado Parque de Aguas. Con idea de ganar liquidez para hacer frente a sus gastos financieros y a los de explotación, el Puerto sacará a subasta en julio este inmueble con la intención de lograr al menos 1,6 millones de euros con IVA (tipo mínimo de licitación).

La edificación cuenta con una superficie de 1.423 metros cuadrados repartidos en planta baja más cuatro y semisótano. Este trámite es posible tras haber desafectado este edificio del dominio público, ya que el Puerto depende de la administración estatal. Por su situación estratégica, junto a la dársena del río, junto a las ofertas turísticas de la noria y el acuario y junto a la Feria, el inmueble podría interesar a empresarios para convertirlos en hoteles. El edificio lleva demasiados años abandonado y ha sufrido todo tipo de robos y saqueos en mobiliario y ventanas (denunciados por este periódico en marzo de 2012) hasta que la administración portuaria colocó una valla perimetral para tratar de frenarlos, a petición del comité de los trabajadores del Puerto. Parque de Aguas ha servido durante años como lugar de alojamiento improvisado para personas sin hogar.

No es el único edificio que tiene previsto sacar a subasta la Autoridad Portuaria. En la misma avenida se encuentra el edificio Sponsor, en mejor estado. Ha estado parcialmente alquilado y en uso hasta hace unos meses con oficinas de la Junta de Andalucía y otras privadas. La tasación actualizada de este inmueble asciende a un mínimo de casi 6 millones de euros.

Mientras, el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Sevilla aprobó hace unos días sacar a licitación el macrocontrato de gestión a 30 años de la terminal de contenedores, situada en la dársena del Batán, con un nuevo pliego de condiciones más exigentes en la justificación económica y financiera de las ofertas. El contrato unificará por primera vez la gestión de la terminal ferroviaria del Muelle del Centenario, de 350 metros de línea de atraque y de la rampa ro-ro que facilita la carga y descarga en los barcos. La adjudicación se ha retrasado ya dos veces y la idea del Puerto de Sevilla es evitar un tercer retraso y resolver definitivamente este contrato a finales de julio de este año.

El primer concurso, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 1 de marzo, ha sido declarado desierto porque las dos ofertas presentadas prometían datos de tráfico de mercancías superiores a los que podían justificar, lo que ponía en riesgo la explotación de la terminal. La mesa de contratación tomó esta decisión que ayer fue ratificada en el consejo de administración.

En esta nueva licitación, las empresas licitadoras deben garantizar la rentabilidad de la oferta en los tráficos comprometidos y acreditar la financiación con fondos propios y externos. El Puerto de Sevilla recalca que el nuevo concurso hará mayor hincapié en la justificación de los tráficos para asegurar la viabilidad de las ofertas y evitar riesgos en la gestión. La licitación valorará con mayor puntuación aquellas ofertas con más detalles sobre las líneas que operarán en la terminal y los tráficos previstos. Por lo demás, el concurso se mantiene igual, y podrán volver a presentarse las dos empresas que concurrieron a la primera licitación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios