Sevilla

Los Remedios y Nervión son los distritos con más ruido de la ciudad

  • Sevilla cumple con los límites de ruido diurno aunque supera levemente los de la noche · Otras ciudades andaluzas como Málaga rebasan ampliamente estos máximos

Comentarios 8

El Ayuntamiento de Sevilla ya tiene definidas las zonas de la ciudad en la que debe actuar con mayor contundencia para acabar con uno de los problemas que más afectan a la calidad de vida de los ciudadanos. La delegación de Medio Ambiente ha finalizado y entregado a la Junta de Andalucía el mapa estratégico de ruidos de la ciudad, al que ha tenido acceso este periódico, en el que se establecen los niveles de ruido por zonas y se detectan aquellos distritos en los que estos niveles superan la normativa. La conclusión principal de este mapa de ruidos es que Sevilla no es una ciudad especialmente ruidosa, ya que en la mayor parte de los casos se mantiene en torno a los valores máximos permitidos que fija la ley estatal del ruido y los niveles que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque sí supera, en algunos casos, los máximos determinados por la Junta de Andalucía que, no obstante, podrían adaptarse a la ley nacional al ser especialmente restrictivos.

Además de señalar los niveles de ruido generales de Sevilla, el mapa de ruidos hace una comparación entre los once distritos de la ciudad, de la que resulta que la zona de Los Remedios es actualmente la zona más ruidosa de Sevilla durante el día, mientras que el distrito de Nervión tiene los mayores niveles de ruido durante la noche. En el primer caso, la superación es muy leve, ya que apenas supera los dos decibelios, mientras que en el caso de Nervión la superación alcanza los 3,2 decibelios. En el lado contrario se sitúa la zona de Sevilla Este, que es el distrito con los niveles de ruido más bajos tanto durante el día como la noche, sobre todo por su especial configuración urbanística. En total, seis distritos superan los límites de ruido nocturno -Nervión, Casco Antiguo, Macarena, Triana, San Pablo y Los Remedios- y sólo uno los límites diurnos, Los Remedios.

La ciudad de Sevilla tiene un nivel de ruido diurno que alcanza una media anual de 62,2 decibelios, lo que representa 2,8 decibelios por debajo de lo marcan las recomendaciones de la OMS y los límites que fija la ley del ruido estatal, que en ambos casos está situada en los 65 decibelios. No obstante, el nivel de ruido de Sevilla supera ampliamente la obligación impuesta en el Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica en Andalucía, elaborado por la Consejería de Medio Ambiente, y que está fijado en 55 decibelios durante el día, un registro que significaría que la capital sevillana tiene una media de 7 decibelios más de ruido de lo permitido. No obstante, la normativa autonómica es anterior a la estatal y es probable que sufra una revisión que adapte sus niveles. Andalucía es la comunidad más restrictiva con los niveles de ruido de las ciudades; otros gobiernos autonómicos como Madrid, Cataluña o Galicia establecen niveles iguales a los de la norma estatal, aunque también otros como Navarra y Valencia mantienen topes como los andaluces.

La problemática de esta distinción entre la norma autonómica y estatal es aún mayor en el caso de los niveles de ruido nocturno porque en este apartado Sevilla sí supera, aunque muy levemente, los máximos que fija la recomendación de la OMS. La ciudad sufre un ruido nocturno que llega hasta los 55,7 decibelios de media anual, 0,7 por encima de los 55 decibelios fijados por la norma estatal y el organismo internacional. Si se atiende a los topes de la Junta de Andalucía (45 decibelios nocturnos), el ruido supera en 10,7 decibelios el máximo fijado y convierte a la noche sevillana es especialmente ruidosa. Con la norma estatal, Sevilla está considerada como "una ciudad poco ruidosa", concluye el informe que adjunta el mapa de ruidos presentado ante Medio Ambiente.

La ley del Ministerio de Medio Ambiente obliga a la realización de un mapa de ruidos a todas las aglomeraciones urbanas de más de 250.000 habitantes, aunque por el momento sólo lo han finalizado las ciudades de Sevilla, Valencia, Alicante y Málaga, lo que ha permitido también al Ayuntamiento hispalense a realizar una comparación, en la que la ciudad sale especialmente bien parada.

Los 62,2 decibelios de media de ruido detectados durante el día en Sevilla suponen que el 18,7% de la población está sometida a niveles sonoros diurnos superiores al límite fijado por la OMS. Este porcentaje llega al 31,3% en la ciudad de Alicante y a más del 37% de la población de Málaga, mientras que el Ayuntamiento no tiene los datos de Valencia. La diferencia entre estas ciudades se acentúa más durante la noche. Los 55,7 decibelios registrados de media en la noche suponen que el 27,8% de la población (más de una cuarta parte del total) sufre un ruido por encima del permisible en su horario de descanso, aunque la situación de Sevilla es muy buena si se compara con el 47,1% de población que sufre este mismo problema en Alicante, el 51,3% de Valencia o el 81,13% (tres de cada cuatro personas) de Málaga.

En este cuadro donde se desgranan los porcentajes de población en función a los niveles de ruido que sufren destaca en el caso sevillano que el 38,7% recibe niveles de ruido diurno por debajo de los 55 decibelios, el restrictivo límite de la Junta, mientras que en Málaga, por ejemplo, no existen datos para esta franja y existe un 16,03% de población que recibe más de 65 decibelios por la noche, frente al 3,7% que tiene este problema en la capital andaluza. "Si tenemos en cuenta las cifras manejadas en el mapa estratégico de ruido de Sevilla sacamos la conclusión de que Sevilla es menos ruidosa que Málaga, Alicante o Valencia", sentencia el informe del Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios