Sevilla pierde la cifra de 700.000 vecinos por primera vez desde 1996

  • La capital dejará de ingresar 685.000 euros estatales por los 5.269 habitantes que ha perdido en el padrón oficial de 2007 · Barcelona, Valencia y Bilbao también sufren una merma de población

Comentarios 8

La capital de Sevilla ha perdido la batalla por los 700.000 habitantes, el número mágico que consiguió el Ayuntamiento en los años en que gobernaron Rojas Marcos y Soledad Becerril. Según el padrón oficial de 2007 publicado en el Boletín Oficial del Estado por el Gobierno central, la ciudad se ha quedado con 699.145 vecinos después de mantenerse varios años por encima de los 704.000 ciudadanos empadronados, una situación que no se daba desde 1996.

La primera consecuencia de este hecho va a ser económica, pero no se tratará de una pérdida importante. Según las consultas realizadas ayer por este periódico a las dos Federaciones de Municipios y Provincias -la andaluza (Famp) y la española (Femp)-, el Consistorio sevillano tendrá que renunciar a unos ingresos estatales de 685.000 euros, una cantidad que resulta de multiplicar los 130 euros que le corresponden por habitante por los 5.269 vecinos menos que han dejado de vivir en la capital en términos absolutos.

Francisco Toscano, presidente de la Famp y alcalde de Dos Hermanas, aclaró que la pérdida de población de Sevilla no es tan grave porque sigue por encima de la frontera del medio millón de habitantes que se fijó para las grandes capitales. "Hace unos años tenía importancia bajar del tope de los 700.000 habitantes pero ya no porque, antes de que Monteseirín gobernara, se bajó a 500.000 para que Valencia, Málaga y Sevilla no tuvieran problemas", relató Toscano, quien aseguró que la capital no tendrá otra penalización.

Fuentes del Ayuntamiento de Sevilla y de la Junta de Andalucía no supieron precisar ayer a este periódico cuál será el efecto económico del descenso de vecinos en la capital. Desde las filas de la oposición municipal, la portavoz adjunta del PP Alicia Martínez declaró a la prensa que la bajada de población es un hecho "negativo" para Sevilla.

La bajada de habitantes puede influir en el reparto de los concejales. En Sevilla, el Consistorio siempre ha temido la pérdida de alguno de sus 33 concejales, pero en este caso las fuentes municipales consultadas desconocen si habrá un recorte de ediles.

Los datos estadísticos de población a 1 de enero de 2007 dejan claro que la pérdida de población es un problema común de las grandes capitales españolas, ya que también lo sufren Barcelona, Valencia y Bilbao (ver cuadro adjunto). Madrid, Zaragoza y Málaga ganan habitantes, pero en niveles bastante moderados. Madrid en 2006 tuvo una reducción del padrón de 26.759 vecinos (0,85 por ciento).

La provincia sigue ganando población: sus 1.835.077 vecinos han crecido a 1.849.268 (padrón 2007). El problema es que Alicante le pisa los talones, con 1.825.264 habitantes y amenaza con quitarle el cuarto puesto nacional. Hasta ahora, Sevilla capital también se mantiene como la cuarta ciudad más poblada, pero el futuro es incierto si persiste el estancamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios