Sorpresa entre algunos acreedores de Contsa por no aparecer en el concurso

  • El inversor que presentó la primera denuncia acudirá al juzgado de lo Mercantil

Varias semanas después de que el presidente de Contsa, José Salas Burzón, acudiera al juzgado de lo Mercantil para presentar un concurso voluntario, algunos abogados que representan a varios acreedores están descubriendo con sorpresa cómo sus nombres no aparecen en el listado oficial de acreedores.

José Salas Burzón aportó entre la documentación que llevó al juzgado un listado con 609 acreedores y declaró unos activos valorados en 79,7 millones de euros, mientras que el pasivo lo cifró en unos 50 millones.

La solicitud de concurso voluntario del intermediario no fue estimada por la juez de lo Mercantil, que declaró finalmente el concurso necesario ante la petición realizada por uno de los acreedores que acudió a esta vía un mes antes para reclamar el pago de una deuda de casi un millón de euros. Con la declaración de este concurso, que conlleva la suspensión de las facultades de administración y disposición de los bienes por parte de José Salas, el juzgado también abrió un plazo de 30 días para que los acreedores comuniquen por escrito a los administradores judiciales la existencia de los créditos.

El proceso se encuentra actualmente en esta fase, por lo que muchos letrados que representan a los acreedores están acudiendo al juzgado de lo Mercantil para interesarse por el asunto y, en su caso, personarse en el procedimiento concursal, tal y como establece la ley. Algunos de los abogados que ya han acudido al juzgado han mostrado su sorpresa al descubrir como, por ejemplo de una cartera de cinco clientes, sólo figura uno de ellos en el listado oficial remitido por Contsa a la juez.

El presidente de la intermediaria financiera, José Salas, confirmó el pasado lunes en rueda de prensa, tras reunirse con más de 1.200 afectados, que sólo tienen la condición de acreedores unas 600 personas, dado que, según dijo, la empresa tenía otros clientes que acudían a la misma para utilizar sus servicios como agente de la propiedad, por ejemplo, y además señaló que entre 400 y 500 personas tienen la condición de accionistas de Contsa.

De forma paralela a la vía concursal, el juzgado de Instrucción número 17 de Sevilla mantiene abiertas unas diligencias previas en las que se están investigando posibles delitos de estafa, societario y apropiación indebida por el impago de las cantidades acordadas en su día con los inversores de la compañía.

El primero de los denunciantes en la vía penal, Manuel Jiménez Hurtado, se va a personar en el concurso declarado por el juzgado de lo Mercantil, para reclamar también en esta vía el pago de los 36.000 euros que depositó en la empresa, según confirmó ayer su abogado, Ignacio Cubero.

El presidente de Contsa y un apoderado de la sociedad están citados a declarar, en calidad de imputados, el próximo viernes ante la juez instructora para responder de los delitos que les atribuyen varios inversores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios