El Supremo confirma la condena del parricida de Los Pajaritos

  • El Alto Tribunal rechaza el recurso de Enrique Ramírez y ratifica íntegramente la pena de 20 años y seis meses impuesta por el asesinato de Susana Vega

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 20 años y seis meses de prisión impuesta por la Audiencia Provincial de Sevilla a Enrique Ramírez Gómez, el joven que mató a su compañera sentimental de un tiro en la cabeza en diciembre de 2005 en la barriada sevillana de Los Pajaritos.

La sentencia de la Sala de lo Penal del Alto Tribunal, a la que ha tenido acceso Europa Press, rechaza los cuatro motivos formulados por la defensa del acusado, cuyo principal argumento consistía en que no había quedado acreditado que el disparo que acabó con la vida de Susana Vega fue realizado con intención.

La sentencia del Tribunal Supremo, que considera que los magistrados de la Audiencia de Sevilla "han llevado a cabo un examen minucioso, objetivo, ponderado y convincente de los medios de prueba de que ha dispuesto para formar su convicción sobre los hechos probados", rechaza de pleno que se haya vulnerado el derecho a la presunción de inocencia del acusado, como alegaba el acusado. Los magistrados dispusieron de una prueba de cargo "regularmente obtenida y razonablemente valorada" para alcanzar la conclusión a la que llegaron, subraya la sentencia del Supremo.

El Alto Tribunal rechaza de esta forma el recurso de casación por infracción de precepto constitucional e infracción de ley interpuesto por el acusado contra la sentencia de la Sección Cuarta de la Audiencia que le condenó por delitos de asesinato, tenencia ilícita de armas, violencia habitual en la pareja y maltrato no lesivo.

La Audiencia de Sevilla condenó a Enrique Ramírez a 16 años de prisión por un delito de asesinato, en el que apreció la circunstancia agravante de parentesco y la atenuante de arrepentimiento espontáneo, y a dos años por un delito de tenencia ilícita de armas. Por el delito de violencia habitual, el joven fue condenado a 21 meses de prisión, y por dos delitos de maltrato a otros seis y tres meses de cárcel. El tribunal también condenó al procesado a indemnizar con 212.832 euros al hijo de la pareja, que en el momento de los hechos contaba con 15 meses, y con 9.096 euros a la madre de la víctima.

Los hechos tuvieron lugar el 2 de diciembre de 2005 en el domicilio de la pareja, situado en la calle Mirlo de Los Pajaritos, cuando el acusado "cogió un revólver" que tenía en su poder sin licencia -que no fue recuperado- y se situó "de pie con él frente a Susana Vega, que permanecía sentada en una butaca y con ánimo de acabar con su vida le disparó una vez a la cabeza, a una distancia superior a 60 centímetros y no mayor de 1,5 metros". Este disparo provocó a la víctima "destrozos irreversibles" de la masa encefálica que determinaron su fallecimiento a las 10.30 horas del día siguiente en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde fue ingresada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios