El TSJA avala la propuesta para reducir a 4 los partidos judiciales

  • La Sala de Gobierno aprueba por unanimidad la reforma, aunque precisa que debe ir acompañada de cambios legislativos como implantar los tribunales de Instancia

Comentarios 3

La Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha acordado por unanimidad informar "favorablemente" de la propuesta aprobada por el Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para crear un nuevo modelo de demarcaciones judiciales que implica la reducción de 15 a 4 de los actuales partidos judiciales que hay en Sevilla y que a nivel nacional representa pasar de 431 a 190 partidos judiciales.

El informe del Alto Tribunal andaluz considera que la reducción de los partidos judiciales supone un punto de partida "coherente y válido" para el estudio de la nueva organización, así como una "necesidad de política judicial" que debe servir de revulsivo para una mejor reorganización territorial futura de la Justicia.

El modelo aprobado por el CGPJ en mayo pasado plantea que las nuevas circunscripciones tengan una población superior a los 100.000 habitantes y que el desplazamiento desde los núcleos de población hasta la cabecera no exceda de una hora a través de las vías de comunicación existentes. En el caso de Sevilla, con el actual modelo, sólo tres de los 15 partidos judiciales -Sevilla, Dos Hermanas y Sanlúcar la Mayor- cumplen ahora este requisito. El CGPJ no se pronuncia sobre cuáles serían las cabeceras de los cuatro nuevos partidos -algo que corresponde decidir al Ministerio de Justicia-, aunque las mismas podrían corresponder a las localidades de Sevilla, Osuna, Carmona y Dos Hermanas.

El informe del TSJA considera que la reorganización de los partidos debe ir acompañada "inexcusablemente" de una serie de reformas legislativas, entre las que se incluyen la implantación de los tribunales de Instancia -basados en la separación de las jurisdicciones, con especialización de jueces y magistrados-, el futuro de los juzgados de paz, la posible restauración de "una justicia de primer orden o de proximidad" que se encargaría de las reclamaciones civiles de escasa entidad y el enjuiciamiento de las faltas. También debe acompañarse, según el TSJA, de la anunciada reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, el despliegue de la nueva oficina judicial, y el desarrollo y articulación de nuevas tecnologías aplicadas a la Justicia, "donde el ciudadano no tendría que desplazarse al órgano jurisdiccional, sino que muchos trámites podrían hacerse por internet".

El informe de la Sala de Gobierno señala que el actual modelo de la planta y demarcación judicial debe considerarse "agotado, caduco y desfasado" porque se basa en una cifra muy elevada de partidos judiciales, integrados por un reducido número de juzgados, "territorialmente dispersos en muchos casos mientras que, en otros, se ubican en un área tan próxima y bien comunicada, que carece de razonabilidad alguna tal diferencia y derivada demarcación judicial propia". Esta situación revela, a juicio del TSJA, una escasa especialización, una acusada carencia de servicios y medios materiales y personales en algunas demarcaciones, al tiempo que una "clara asimetría, que permite hablar, en muchos casos, de que existe una Justicia a dos velocidades". Entre las "ventajas" de la reordenación de la demarcación judicial, el TSJA destaca que permite una fórmula más flexible que rompa con la fórmula de un juez para un juzgado, que tilda de "antieconómica e ineficiente en muchos casos". La nueva estructura posibilita además la implantación de servicios procesales comunes y de ejecución, y una mayor especialización de los órdenes jurisdiccionales básicos (civil y penal).

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha tenido en cuenta para valorar la propuesta los informes remitidos por los presidentes de las ocho audiencias provinciales de Andalucía, así como las mociones que para el mantenimiento de las distintas sedes judiciales presentado la Diputación de Granada y 41 Ayuntamientos, entre ellos de los Morón de la Frontera y Utrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios