Técnicos de la Policía y del gas analizan el piso donde murió un estudiante en Los Remedios

  • El joven podría haber fallecido por una mala combustión de un calentador, que no había pasado las revisiones pertinentes

Agentes de la Policía Científica y del Grupo de Homicidios y técnicos del gas han inspeccionado el piso de alquiler del barrio sevillano de Los Remedios en el que el pasado 6 de marzo murió un estudiante valenciano presuntamente por una mala combustión en el calentador de agua.

Según indicaron fuentes policiales, después de que la autopsia y los análisis toxicológicos apuntaran a una muerte del joven por inhalación de gas, agentes del grupo de Homicidios y la Policía Científica inspeccionaron este jueves el piso junto a un técnico de la marca del calentador. A la espera de un informe completo de éste, la hipótesis que se baraja es que fue una mala combustión en el aparato lo que causó el fallecimiento del estudiante.

El juzgado de instrucción 18 de Sevilla se ha hecho cargo de la investigación abierta en el marco de la cual la Policía aún no ha tomado declaración a ninguna persona.

El fallecido, P.G.R., era un universitario valenciano que vivía en el piso, junto a otros dos estudiantes, desde octubre y que ya había comentado a su familia en ocasiones que en la casa "había un excesivo olor a gas", según han informado fuentes de la investigación.

Según las mismas fuentes, el aparato no había pasado las revisiones pertinentes y tenía hecho "un puente" en un sistema de alerta que tendría que haberlo apagado ante una mala combustión.

Por ello, los investigadores han precintado el calentador y ordenado a los otros dos estudiantes que compartían el piso con el fallecido que lo desalojaran ante el riesgo, por lo que actualmente no está habitado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios