Tussam aumenta la velocidad comercial en 11 de sus 40 líneas

  • La empresa admite que la finalización de las obras en el centro y la supresión de la Plaza Nueva y la Puerta de Jerez como terminales han sido claves en la mejora

Comentarios 5

Tussam admite que la velocidad comercial de sus autobuses ha ido dismuyendo paulatinamente en los últimos siete años hasta registrar una caída del 7,5% de 2000 a 2007. Según el informe del denominado Proyecto Metrómetro -por el que la empresa diseña los cambios en el mapa de autobuses para los próximos años- esta reducción de la velocidad comercial se ha producido como consecuencia del incremento del tráfico privado y de las obras que se han ejecutado en la ciudad y que han provocado cortes de tráfico que han afectado de forma importante al recorrido de varias líneas durante períodos de tiempo prolongados.

En cualquier caso, el mismo informe asegura que la tendencia cambia en los últimos meses de 2007 y en los primeros de 2008: "Se observa en este período una ligera recuperación de la velocidad como consecuencia de la progresiva finalización de determinadas obras y de la salida de las terminales, primero de la Plaza Nueva, y posteriormente de la Puerta de Jerez".

Los datos concluyen que hasta 11 de las 40 líneas de Tussam lograron mejorar su velocidad comercial en 2007 en comparación con los resultados del año anterior. Se trata de las líneas número 13, 14, 33, 34, 37, B2, B4, C1, C5, la especial de Feria y las nocturnas. En algunos casos de trata de líneas con alta demanda de usuarios, caso de la 13 y la C1, que en 2007 superaron los 4 millones de viajeros, y la 34, que rozó los dos millones. El resto de las líneas referidas registraron resultados dispares, entre 270.000 y más de un millón de usuarios, según los casos. La línea 37 ha registrado el mayor aumento de velocidad, pasando en un año de 9,5 kilómetros por hora a 16,26.

Especial mención merece la línea C5, la más gravosa para las arcas del Ayuntamiento al generar un gasto de 10 euros por viajero a las arcas de la empresa. Esta línea, que recorre zonas peatonales y calles estrechas, registró un aumento de su velocidad comercial, pasando de 5,6 a 6,06 como consecuencia de la terminación de buena parte de las principales obras de peatonalización ejecutadas en el casco histórico a lo largo del pasado año. Pese a su escasa demanda, la empresa ya ha dejado claro que mantendrá esta línea por su carácter "social", al ser la única línea que da cobertura íntegramente en el centro.

El mismo informe de Tussam admite que las líneas con terminal en la Plaza de la Encarnación experimentaron cierto aumento de demanda coincidiendo con el corte al tráfico rodado de la Avenida de la Constitución, mientras que las líneas con terminal en la Plaza del Duque se vieron especialmente afectadas durante las obras ejecutadas en la Alameda de Hércules.

El número de coches completos, es decir, las ocasiones en las que el autobús pasó por las paradas y no pudo abrir las puertas por ir lleno de viajeros, ascendió a 170 en 2007, lo que representó el 2,2% de viajes totales realizados en un día medio por los coches de Tussam.

El Ayuntamiento trata de adaptar el mapa de autobuses municipales a la inminente inauguración de la línea 1 del Metro, prevista para el 20 de diciembre. Por este motivo maneja un estudio sobre las necesidades y las perspectivas del transporte urbano en la ciudad que ha sido bautizado como el proyecto Metrómetro. Tussam ya ha anunciado cambios sustanciales hasta en diez líneas de autobuses a partir del 7 de enero para adecuar su red a la del trazado del Metropolitano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios