Ultimátum a la Escuela de Jardinería de Forja XXI

  • La Junta condiciona la continuidad de los cursos al cambio de titularidad.

Comentarios 1

La escuela de jardinería Joaquín Romero Murube de Forja XXI está en fase terminal. Sólo un cambio de titularidad podría lograr que el próximo curso continuaran los estudios en este módulo de FP que se ha convertido en la última década en un referente de dicha especialidad. La Junta ha otorgado un plazo de 20 días (antes de que acabe mayo) para que sea otra fundación la que se responsabilice de dicha escuela, ya que la actual -Forja XXI- está en quiebra y a los trabajadores se les debe cinco nóminas. De no encontrar nuevos patronos, estos módulos desaparecerán y los alumnos que estudian actualmente en ellos serán reagrupados en otras aulas de FP que hay en la provincia.

Si no se produce un cambio de última hora, todo indica que el próximo curso se reducirá la oferta para estudiar la FP de Jardinería en Sevilla. La situación económica que sufre Forja XXI los últimos años podría acabar con la escuela especializada en estos conocimientos que se puso en marcha hace 14 años. Durante este tiempo han pasado por sus aulas 500 jóvenes, muchos de los cuales trabajan ahora en las principales empresas que se dedican a la jardinería en la ciudad.

Este plazo lo ha establecido la Consejería de Educación después de que en marzo la fundación presentara un ERE para despedir a los 27 empleados que tiene actualmente contratados en los servicios centrales y en los diversos programas que mantiene, así como en los referidos cursos de Jardinería. Al desaparecer dicha entidad, la Junta sólo seguirá financiando las plazas de FP (una especie de concierto como en los colegios), si una nueva titularidad se hace cargo de los cursos. Todo este proceso ha de llevarse a cabo 10 días antes de que acabe mayo, puesto que el 1 de junio se abre el plazo para presentar la solicitud de plaza en los Ciclos Formativos. Para entonces la Administración educativa ha de conocer ya si dispone de los puestos en Forja XXI o ha de redistribuirlos por los pocos centros que ofertan dicha especialidad en la provincia.

Actualmente la FP de Jardinería en Forja XXI la imparten nueve profesores en el grado medio y superior a 120 alumnos. De ellos, más de 70 continuarán el próximo curso sus enseñanzas. El resto se titulará. Los que se encuentran en cursos intermedios, en caso de que los módulos desaparezcan, podrán continuarlos en otros centros. Así lo garantizaron responsables de la Delegación Provincial de Educación al director de esta Escuela de Jardinería, José Manuel Rodríguez. "No existen muchas escuelas con esta especialidad. Lo más probable es que en caso de desaparecer, a los alumnos que aún no se hayan titulado los reagrupen en el centro Virgen de los Reyes que la Diputación posee en Bellavista. También hay otro centro en Olivares y un tercero en Cazalla de la Sierra, aunque éste último queda bastante lejos para los estudiantes de la capital", explica Rodríguez.

El director desvela que hay varias entidades interesadas en convertirse en los nuevos patronos de la escuela, pero condicionan la titularidad a que se salde previamente la deuda que tiene contraída Forja XXI actualmente. Los profesores, incluso, no descartan -auque reconocen la dificultad- en constituirse en titulares de la escuela.

Retrasos de hasta ocho meses para pagar la nómina

La amenaza de que la FP de Jardinería en Forja XXI se extinga se une a la asfixia económica que viven los trabajadores de esta fundación. Actualmente se les debe cuatro nóminas y una extra. Los nueve empleados llevan desde que se inició 2014 sin cobrar nada y ello, pese a que la Junta abona la cuantía por la financiación de las plazas de los alumnos. No es la primera vez que sucede. Sin ir más lejos, el pasado año se llegó a un débito de ocho meses con estos trabajadores. Educación en ningún momento ha retirado el concierto por una sencilla razón. Según explica el director de la escuela, José Manuel Rodríguez, la fundación ha de presentar cuentas a la administración autonómica al cierre de cada ejercicio. Es entonces cuando paga las nómimas atrasadas a los profesores, que viven auténticos apuros económicos durante el año. "Esto sucede porque Forja XXI tiene una caja única, no para cada programa o servicio que presta, por lo que si recibe dinero de la Junta para la FP, dicho ingreso lo gasta para saldar deudas. Sólo se pone al corriente al final de año, y esto le es suficiente al Gobierno andaluz", explica Rodríguez. El patronato de Forja XXI (fundado en 1993) lo conforman diversos representantes y entidades políticas, financieras y empresariales de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios