Unión cofrade para un buen fin

  • El proyecto Fratérnitas aúna el esfuerzo de las hermandades para ayudar en el Polígono Sur

La acción social y benéfica de las hermandades es un área quizás no muy conocida pero fundamental en el devenir diario de las cofradías. El proyecto Fratérnitas, que coordina desde marzo de 2007 el Centro de Fomento de la Acción Social de Hermandades del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, busca unificar esa acción social para llevar a cabo diversas actividades benéficas en el Polígono Sur.

Una zona de actuación que se eligió, explica Maruja Vilches, por estado de pobreza y abandono. Maruja es responsable del Proyecto Fratérnitas desde que entró el nuevo Consejo de Hermandades encabezado por Rodolfo Arenas, aunque ya se interesó por él mismo desde su creación por el anterior Consejo, presidido por Manuel Román, y ya le pareció "un proyecto interesante, generoso, importante para Sevilla".

A la delegada de Sacramentales del Consejo le ayuda en este proyecto Federico Flores, prodelegado de las hermandades del Rocío. Pero necesitan más. Y en busca de ese apoyo tienen reuniones periódicas para informar y formar voluntarios, a las que han acudido ya, afirma Maruja, unas veinte hermandades, "y a todas las he encontrado muy receptivas", añade.

El Proyecto Fraternitas se centra fundamentalmente en las necesidades de la parroquia de Jesús Obrero, "en la que el párroco, José González", afirma Maruja Vilches, "lleva a cabo una labor encomiable ayudando a todo tipo de colectivos, e integrándolos, que es lo más importante".

Así, parte de los voluntarios del proyecto Fratérnitas colaboran con Cáritas ayudando a solucionar problemas, papeleos, etcétera. Entre ellos, apunta Maruja, tres hermanos mayores: Pedro Ordóñez Perlacia, de La Pura y Limpia; Jesús Gutiérrez, de Los Javieres, y José Jesús Márquez, que lo fuera de esta misma. También apoya el Proyecto Fratérnitas a la guardería de la Providencia que gestionan las Hermanas de Jesús de María, que atiende a unos cien niños.

Por una parte, un grupo de voluntarias les da de comer en dos turnos, de una a dos y de dos a tres de la tarde. "De momento tenemos cinco equipos, pero necesitaríamos tres más", dice Maruja.

Otro cauce de colaboración para los voluntarios, en este caso para los más jóvenes y cualificación académica, es la de dar clases de apoyo de distintas materias a niños que van desde Primaria a cuarto de ESO. También cuentan de momento con siete voluntarios, aunque necesitarían el doble de ellos para cubrir todas las necesidades.

Para los fines de semana, el programa de ocio prevé organizar talleres con monitores de deportes y manualidades como trabajos con barro. También una liguilla de fútbol para lo que ya cuentan con equipos de hermandades como los de Santa Marta y Rosario de las Siete Palabras.

Muchos de estos posibles voluntarios han recibido ya la información sobre el proyecto en las distintas reuniones mantenidas y se está a la espera de su respuesta. Para ellos se realizó, a primeros de febrero, un cursillo para formarles en su actuación den la parroquia.

Hoy tendrán la oportunidad de acompañarles en el recorrido por Sevilla que, a bordo de un autobús turístico, realizarán 50 niños a partir de las 10:00 para luego visitar la Catedral. Posteriormente, disfrutarán del ya tradicional desayuno en la sede del Consejo de Hermandades, ofrecido en esta ocasión por gentileza del hotel Alfonso XIII.

Ya anteriormente se habían llevado a cabo actividades como el espectáculo que les ofreció a los niños de la parroquia el famoso payaso Fofito, nada menos que en la Iglesia de San Nicolás. "Allí, con los altares barrocos, pequeños y mayores estaban embobados. Fue un acto entrañable", apuntala responsable del proyecto Fratérnitas.

El pasado mes de enero, un grupo de unos 50 niños, acompañados por unos 15 monitores y algunas de sus madres, volvieron a visitar la sede del Consejo de Hermandades, donde disfrutaron de un desayuno ofrecido por la Hermandad de San Roque, para posteriormente visitar la Hermandad de La O de Triana, donde fueron deleitados por un cuentacuentos en el que se les explicó la historia de la hermandad, tras lo que dieron cuenta del aperitivo que les habían preparado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios