Urbanismo adjudica los bares en el Muelle de Nueva York

  • La empresa Trastévere explotará por seis años los quiocos con veladores junto al río

Comentarios 5

La Gerencia de Urbanismo resolvió ayer proponer la adjudicación de los quioscos-bar del Muelle de Nueva York a la empresa Trastévere Inversiones Hoteleras del Sur, al ser la oferta que ha obtenido una mayor puntuación en el concurso para conceder la explotación de estos servicios, que contó con nueve ofertas. Los criterios tenidos en cuenta han sido el alza sobre el canon mínimo establecido y la reducción del plazo de la concesión. Así, dicha firma explotará por un plazo de seis años los quioscos a cambio de un canon anual de 37.920 euros por cada instalación.

Tras más de cinco meses de trámites, el próximo paso será la adjudicación definitiva, que tendrá que obtener el visto bueno en el próximo consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo. La intención es que dichos bares, con terrazas de veladores, estén en funcionamiento para este verano y se conviertan en un atractivo más para esta zona turística, junto al río.

Estos dos quioscos forman parte del proyecto de reforma de dicho muelle, una nueva zona de ocio para la ciudad que se pretende potenciar, al igual que toda la margen del Guadalquivir, coincidiendo con la llegada de cruceros turísticos al Muelle de las Delicias. De hecho, la concesión administrativa de la explotación de los quioscos era uno de los asuntos pendientes tras la apertura al público, el pasado 22 de octubre, del recién remodelado paseo fluvial.

El Ayuntamiento de Sevilla también está planteando la posibilidad de instalar en los muelles mercadillos de artesanía que contribuyan a animar esta zona turística y a ayudar a los comerciantes sevillanos. No obstante, la propuesta está todavía en estudio, según confirmaron ayer fuentes municipales.

En los dos últimos años, la concesión de puestos de venta callejera y quioscos de bebidas se ha convertido en un nuevo recurso de Urbanismo para obtener recursos extraordinarios. Así, la Gerencia hizo también ayer pública la adjudicación del quiosco-bar situado en el Paseo de Colón, esquina con Reyes Católicos, a la firma Adriano 10. La concesionaria ha competido con otras doce ofertas y, finalmente, pagará un canon de 32.267 euros al año por explotar este establecimiento de venta de zumos naturales, helados y agua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios